martes, 17 de diciembre de 2013

Miedo pre-final

El jueves rindo un final.
Me estoy preparando con el poco tiempo que tengo.
Lei todos los textos, un poco del manual ¿y qué? No sé nada. Me van a matar.

Tengo MIEDO!!!!!!!!!

jueves, 12 de septiembre de 2013

Esos días que no sabés cómo sentirte ni que querés.
Y un pitufo te dice: Lo que querés es un abrazo.
¿De quién? De alguien que no está en mi vida y espero encontrar.

lunes, 19 de agosto de 2013

Border III

¿Y si la noche se extendía estando con ella?

Durante la semana seguimos con los mensajes, a la noche antes de dormir.
El martes a la noche estábamos chateando, le conté que había publicado en este blog lo que escribí mientras la esperaba, quería saber si lo había leído.
Ella: Si te leo no puedo responderte.
Sam: Ok. Cuando quieras y como quieras.

Ups! Sam... lo dijiste con inocencia y ese mensaje tiene una doble lectura. 

Seguí con el juego de palabras y me animé: Tengo ganas de verte ¿cuándo podés?

Quedamos en vernos el viernes a la noche. El domingo había que votar y los bares estarían cerrados el sábado por la veda electoral. Por cansancio y problemas de tiempo acordamos el sábado a la noche en su casa.
Mi amigo me llama el mismo sábado para que lo ayude a fiscalizar el domingo a la mañana ¡LO ODIÉ! ¿Y si la noche se extendía estando con ella? Podía pasar que no la pasaramos bien, pero no era la idea. Y bueno... me había comprometido con él.
Hice todo lo que tenía que hacer el sábado a la tarde, volví a mi casa, me bañé y fui a su casa.

Border II

Una noche, como una vida, solo puede terminar bien cuando empezó mal.
(Frédéric Beigbeder. Historias de éxtasis)

Entramos al bar. Fuimos al piso más alto. El espectáculo era una verdadera porquería. No nos gustó, así que bajamos. Ahí no veíamos nada; hablábamos bajito. Las otras personas que estaban en el bar parecían disfrutar del espectáculo.
Pedimos una cerveza. Hablábamos mucho, era fluida la conversación. Todo el tiempo tuve la sensación de que la conversación no llevaba a nada.
Su hombro estaba dolorido y su cara lo reflejaba. En cuando vimos un sillón desocupado fuimos. Ya teníamos tragos. Seguía la charla. Tenía ganas de fumar, no le propuse que me acompañe, ella decidió venir.
Entendía menos que antes ¿Tenía que interpretar que la pasaba bien? Su cara no demostró mucho en toda la noche, excepto el dolor de hombro.
Hacía frío, yo fumaba, hablábamos, pero distantes.
Entramos al bar. Eran las 2 am aprox, fuimos arriba, había menos luz, algunas parejas bailando y nosotras en el sillón.
Le propuse hacerle unos masajes, se negó al principio pero accedió. Unos segundos y nos estábamos besando. Muchos besos, hasta desesperados. De la boca al cuello, del cuello bajando a las tetas. Una a la otra. Ella ponía algunas trabas cuando mis besos querían ir más allá. Yo me dejaba hacer, me encantaba, se lo demostraba. Pocas veces me había sentido así. ¿Quería más? Sí, quería mucho más.
De golpe pensé: "Sam, no la conocés ¿Vas a dormir con esta mina la primera vez que la ves?"
Y... aunque moría de ganas prefería volver a verla y que pasara lo que pasara.
Los besos paraban en breves instantes de charla. Solo quería que sigan los besos. La gente se iba y nosotras nos besábamos. Llegaban cada vez mas lejos, me encantaba.
El bar cerraba y teníamos que irnos.
Fuimos juntas hasta la esquina. Cada una tomó un taxi.

Llegué a mi casa flotando. Me acosté.
La tarde del domingo tenía un cumpleaños y después la presentación de un libro.
Tenía ganas de escribirle, pero no quería ser cargosa. Me escribió ella.

martes, 6 de agosto de 2013

Border

No, border no, todavía. -me dijo.

Sí, me hice la superada. Dije: "Todo bien, pero no me genera nervios".
Me bañé, me vestí y maquillé como siempre, salí con mucho tiempo de anticipación. Llegué media hora antes y me estaban comiendo los nervios.
¿Deseaba que me cancele?  Así justificaba el miedo "No viene, joya. Me voy al cine o me meto en cualquier bar. Es ella la que no viene". 
No, venía. Estaba en camino. Mas nervios. Dijo que no quería ser impuntual, pero le sorprendió mi sms cuando le avisé que había llegado. Me respondió ¿Ya llegaste? En 10 estoy.

Hace un tiempo vengo pensando que debería ponerme un plazo cuando espero a alguien. 10 minutos es poco, veinte es mucho y 15 me parece una mierda. ¿17 minutos? como te dicen cuando llamás a un radio taxi... No, 17 tampoco.

Los nervios me seguían quemando y ella no llegaba. Pensé en los 17 minutos. Miré el reloj, sus 10 minutos habían pasado ¿Esperaba 7 más? Miraba alrededor sin buscarla. ¿Me iba? ¿Seguía esperando? ¿Si pasó por al lado mio y no le gusté? Un chico en la puerta del bar me miraba y mandaba mensajes.
Sí, la estaba esperando y los 17 minutos importaban poco.
¿Me hacía la enojada? No, tendría que fingirlo. Al pedo.
Pensé que estaba en algún lugar pasándola mejor, por eso la sorpresa cuando le mandé el mensaje. Pasaba gente, pero nadie miraba con expresión de buscar a una desconocida. Era incómodo. Quizá no tendría ganas de verme y yo seguía esperando.
Tenía frió, las manos congeladas y ella seguía sin llegar.

Mientras estaba ensimismada escribiendo esto en una nota del celular, porque no tenía papel, de atrás me saludan. Era ella.

miércoles, 26 de junio de 2013

Mi límite

Me cansé de:
-los que se sienten víctimas del mundo
-los que viven enojados
-los pesimistas
-los que se quejan porque es gratis
-los que pelean detrás de una pantalla
-los que quieren ser el centro de atención
-los que viven criticando
-los que necesitan adulación constante
-los que se sienten los mejores en todo
-los que creen que tienen la única verdad
-los que creen que el mundo debe pedirles disculpas
-los que exigen respeto y maltratan
-los antiputos
-los que no hacen mea culpa
-los que no saben que tienen una cuota de boludez en su vida
-los que venden una vida pomposa

DIGO ¡BASTA!

sábado, 18 de mayo de 2013

Frases hechas

Salí con amigas, caminamos por Plaza Francia y después CAPUCHINO!
Es imposible caminar en ese lugar, miles de carteras hermosas e impagables. Atentan contra mi billetera.
En el bondi pensaba: Carteras no me dejen caer en la tentación. La frase te lleva inmediatemente a recordar el padre nuestro.

Padre nuestro (...)
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén." 

Ahí entendí: Son unos hijos de puta!! Aman tanto a Dios, pero lo condenan a controlar sus tentaciones. 
Si se van al pasto es la culpa de Dios que los dejó caer en la lujuria y el vicio, peeeeeeeero después recurren a él para recuperarse ¿Es por culpa? 

jueves, 4 de abril de 2013

Chuck Norris ¡Firme junto al pueblo!

Hace menos de un mes que vivo sola. El departamento está casi vació: Una cama, dos sillas, una mesita, la biblioteca y una cajonera. No tengo plata para nada más.
Ayer me sonó el timbre del departamento. Es raro, siempre suena el portero.
Pregunté quién era, me respondieron: Reynaldo, el portero. No conozco su voz, casi no hablamos. Le abrí. ¿Quién más puede tocarme el timbre? No era Reynaldo. Me apareció un caco con un arma. Entramos, pero dejó la puerta entreabierta... raro. Me llevó contra la ventana mientras me apuntaba en la espalda y me pedía la plata.
¿Este hombre es boludo? ¿No ve lo que es este departamento? Casi sin muebles, apuntes, papeles, libros y nada más ¿Por qué piensa que tengo plata? ¿Cómo entró al edificio?

No gritaba, me pedía que no grite.
Miles de veces pensé qué haría si me robaban. Un montón de idioteces:
-Le pego con la sartén en la cabeza y salgo corriendo;
-No le doy nada; me peleo;
-Grito pidiendo ayuda.
Nada de eso, estaba increíblemente tranquila. Él sí estaba nervioso, acelerado. Cualquier ruido o movimiento lo ponía peor. Alguien prendió la luz del pasillo y llamó al ascensor.
Yo no le respondía, seguía en mi calma.

Suelo ser más ridícula de lo que creo. Me estaban robando, apuntando con un arma. Podía matarme y escapar sin problemas. En ese momento pensaba:

¿Para qué me voy a preocupar? Tiene que pasar como en los capítulos de Walker Texas Ranger. En cualquier momento entra Cordel Walker (la puerta está abierta) con Tribet, gritan con emoción:


¡Alto! ¡Ranger de Texas!

Cordel le da una patada voladora en la nuca, me suelta, se pelean y corro a los brazos de Tribet. Lo arrestan.
Vamos a la oficina de Walher, Alex hace todos los papeles para que vaya a juicio y prisión. Después nos vamos los 4 al bar de CD a tomar algo. 

Era una de las escenas más maravillosas que podía vivir.

Pasaban los minutos y Walker no aparecía. ¡Maldito hijo de puta! ¿Dónde estaba que no venía a salvarme?
¿Para qué miré todos los capítulos?

Por suerte alguien tocó la alarma. El caco salió corriendo. Cerré con llave la puerta de mi casa.
Y caí en la realidad: ahora viene toda la parte de reunión de consorcio, cambio de cerraduras, de quién es la culpa, quién pudo haberle dado la llave, ¿Nadie lo vio entrar? ¿Qué el hace boludo del portero todo el día sentado en el hall? ¿No se dio cuenta que no era uno de los que viven ahí? Las charlas de ascensor sobre el tema, las viejas que me van a preguntar qué pasó, comentarlo y poner cara de "¡Ay! Nena"

Si cuento que mientras me querían robar y yo pensaba en Chuck Norris no tiene mucho sentido...


martes, 2 de abril de 2013

Invasión a Venus


La nave despega desde Rusia, en un viaje espacial a Venus. Los mejores 8 especialistas (lingüistas, médicos, físicos, científicos y astronautas) van a bordo. La nave llega astillada, la lluvia de meteoritos partió la tercera ala y la reparación no ha sido completamente exitosa.
Raimond es el primero en pisar Venus, cae en un pozo, descubre una especie de biblioteca venusiana. Cada insecto guarda información de la destrucción de Venus. El planeta está hecho trizas, quizá por temperaturas similares o más altas que la del Sol. Figuras de edificios destruidos. No es posible determinar cuánto hace que Venus está destruido.
Omega, el robot con alma, gran jugador de ajedrez, advierte que la radioactividad afecta recién a los 8 minutos de transitar por el planeta.
Insectos metálicos saltarines que emiten sonidos indescifrables. Chen Yu, un lingüista chino, trata de descifrar esos sonidos que dicen que los venusianos quieren invadir la tierra. El suelo de vidrio astillado, restos de vida mutilados es lo que ven estos especialistas que pisaron Venus.
Tatua, el especialista africano, no puede hacer conexión con la tierra y la comunicación entre ellos por momentos se pierde debido a la interferencia atmosférica. No hay manera de informar la posible invasión que planea Venus al planeta tierra. Su propósito es destruirla. Pero ¿cuándo?
Sumiko, la única mujer en la nave espacial, enfermera, suministra el alimento líquido a los tripulantes. Perdió a su marido en otro viaje espacial, y su organismo está devastado por nacer después de la bomba de Hiroshima.
Alos de colores se dibujan en el aire, como si caminaran por encima de ellos, los envuelve, pero los trajes no permiten que los afecte.
Divisan una gran esfera luminosa, Soltik lo describe como un huevo de pascua aburrido. Resulta impenetrable. Los invade un sentimiento de confusión ¿Cuándo estos insectos metálicos los atacarán? ¿Cuándo planean destruir la Tierra? ¿Es conveniente volver en ese momento?

domingo, 31 de marzo de 2013

Tensión pre-cumpleaños

En una semana cumplo años.
Me quema el bocho. Conozco a mis amigos, sé que algunos van a venir, pero... siempre pienso que me van a decir:
-Sam, me hubieses avisado antes, para el sábado ya tengo un compromiso.

Mi cabeza, conciente o inconsciente espera esas palabras. Nunca me salió bien esto de organizar eventos, me pongo nerviosa antes de empezar, pienso en qué hago, qué no, a quién no le puede gustar (¿Qué hago si alguien la pasa mal?).

Ya hice el evento en facebook, que es donde están todos y lo revisan todo el día. De 50 personas aprox me confirmaron 5... me pone nerviosa!

miércoles, 27 de marzo de 2013

Soledad

Hoy, ahora, en este momento (y supongo que por un rato) me siento sola.
No lo manifiesto, porque es una idiotez, pero me da celos que mis amigos salgan entre ellos. Me alegra que lo hagan, pero no deja de generarme ese no sé qué.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Buscando

Hace un tiempo que estoy buscando talleres de alguna disciplina artística (puntualmente escultura) gratuitos o con bajo costo. Nada muy puntilloso, sino más por distracción.
Y lo hago por dos razones: para aprender y distraerme con algo que me gusta; y para engrosar el cv con talleres como formacióm complementaria.

Hace unos días estaba armando mi cv nuevamente, arreglando un poco los detalles, inflando cosas y demás. Busqué en internet y le pedí a algunos de mis amigos que me pasen los suyos para sacar alguna idea. Me di cuenta que mi cv es simplemente UNA MIERDA, mal hecho, incompleto y que me vendía muy mal.
Fui a varias charlas, jornadas y conferencias y jamás las anoté en ningún lugar y... depende para qué puesto y en qué empresa esas cosas suman.
No tiene sentido ahora inflar el cv con esas charlas que ya ni me acuerdo, pero sí tendré que anotar todas y cada una de las cosas que haga de ahora en adelante.

sábado, 16 de marzo de 2013

Limpiar, ordenar, reubicar y tirar ¡Me agoté!

Tengo que tirar papeles de materias que ya cursé. Es más de lo que imaginaba. En algún momento los guardé con la idea de "Cuando curse tal materia voy a necesitar tal apunte para completar o entender mejor a tal autor" (Ni yo me creía que haría eso) y ahí están. Los apuntes pasan de un estante a otro y nunca los consulto.

La pc de escritorio, que ocupa mucho espacio y no la uso ¿Dónde la guardo? Ponerla en caja me da cosa, se llena de polvo, se estropea y no sirve mas. ¿Venderla? No tiene mucho valor, pero tirarla tampoco tiene sentido.

Clasificar apuntes, ordenar libros (tarea placentera, pero agotadora), cables de cargadores de celular, de usb de cualquier cosa, auriculares que no sé si funcionan y más cables ¿Los tiro? Algunos no sé de qué son o eran ¿Si sirven?

Me estresa pensar todo lo que tengo que hacer y todavía no empecé.

sábado, 2 de marzo de 2013

Psic-holograma

Sería genial que los psicólogos fuesen hologramas.
No siempre que vas a terapia estás abierto para hablar o decir lo que querés decir o cómo lo sentiste. Cuando se lo contás ya pasaron unos días, lo procesaste y armaste el cuento.
¿Qué pasa? Cuando vas en el bondi, caminando, esperás a alguien, jugás, leés o antes de dormir tu cabeza está más receptiva a algunas emociones y planteás con naturalidad temas que a veces resultan complejos.
Entonces pensé: Quiero un psicólogo de holograma. Tu mente se abre e inmediatamente aparece. Por transmisión de pensamientos te escucha, pregunta, respondés, hasta que dijiste lo que necesitabas.

Este holograma desaparecerá en 5... 4... 3... 2... ¡Desapareció!

Te expresaste, liberaste, descargaste, lloraste... y como siempre pasa el psicólogo te deja con esa pregunta o idea que te quema la cabeza hasta que vuelvas a necesitar el holograma.

Los honorarios y la forma de pago los arreglás con el psicólogo-persona.

jueves, 28 de febrero de 2013

Me declaro... Bueno, esto.

Desde que bajé del colectivo mi cabeza escribe en silencio. Por fin llegué al subte y puedo escribir.
Me siento al lado de un hombre con el que me siento en sintonía. Me mira raro, pero disimula. Ahora se sienta una rubia... no está en sintonía.

Bueno... esto pensaba. Soy una mujer que lee y todo lo que puede ¿Por qué? Por que las otras historias me construyen. Soy pésima para recordar títulos, relacionarlos con los autores y contarles a los demás. Pocas veces me acuerdo de detalles, me quedo con ese pedacito o la esencia del relato.
Me gusta aprender y también leo otras cosas como historia o estudios culturales. De la historia me acuerdo. los estudios culturales no siempre los comprendo. A veces me pesa no comprenderlos. Me consuelo pensando que no es el momento para leerlos, que mi cabeza aún no está preparada ¡Qué se yo!
También me gusta la psicología y tampoco lo entiendo. Tener que leer con el diccionario, ir y venir en el texto me parece agotador y, en el fondo, no los disfruto.
Siempre vuelvo a los relatos o novelas.
Las biografías me encantan y me indignan  porque las leo de hijos de puta como Stalin, Franco o Ivan IV. La biografía de Frida también me molestó, no tenía porqué vivir eso, pero... bueno. Así fue y no se puede cambiar.
Los relatos me hacen pensar en las situaciones que vivo, relaciono las personajes con las personas que forman parte de mi vida. Los amo, los odio, los comprendo y así. Termino queriéndolos más.

Milito. En la facultad, en la vida, en mi casa. Soy un peón, un soldadito. No me importan los grandes proyectos, las pujas, las roscas políticas, el poder por el poder mismo. Cuando noto que la disputa es inutil, callo. ¿Por qué pelear por cosas que no llevan a nada? ¿Es solo por medir el poder? Bueno. es tuyo. Me voy con amigos a tomar algo.

Bajé del subte. Caminé por Junín hasta Av. Córdoba. Me quedan 30 minutos antes de entrar a la primera charla del voluntariado del Centro de Asistencia al Suicida (CAS). Plaza Houssay está llena de estudiantes, vendedores, chicos que juegan al futbol. Parece que los taxis y colectivos se clonaran, pero es la fauna habitual: hombres, cemento, mochilas y automóviles.

Vivo en el conurbano, lejos de todo lo que gusta. No me gusta viajar más de una hora para llegar, pero lo disfruto. El lugar que me espera me hace bien.
Tengo sobre peso, mucho. Eso tampoco me gusta. No camino, como mal, no haga nada. Un círculo vicioso.

¿Me importa escuchar a los posibles suicidas? Mmmmm... más o menos. Quiero abrir el círculo, conocer gente nueva.

miércoles, 27 de febrero de 2013

Síndrome de la cartera vacía

A la noche terminaba un libro. Esos finales que te dejan llena de preguntas. O termina mal o termina bien, pero no me dejes con la sensación de final sin cerrar ¿Qué sintieron cuando se cruzaron en la exposición? ¿Tenían ganas de hablar más? ¿Por qué no se jugaron esta vez?
En el final ella volvía al baño, se cruzaba con la hija del otro personaje y sentía alivio. (Me comí todo el libro, era obvio que se moría por un beso) Bueno, así terminó. Y yo... indignada por esos finales.

El tema es otro. Cuando cierro el libro, sentada en la cama, veo que la parte del placard donde guardo las carteras, bolsos y mochilas tiene la puerta abierta. Me quedo un largo rato mirando y también miro las carteras que uso a diario (todos los días uso una cartera distinta). Y creí entender lo que me pasa, tengo el síndrome de la cartera vacía.
Antes, mis carteras eran una extensión de mi vida, llevaba TODO, incluso aquello que jamás iba a usar, pero que todos sabemos que es útil y puede salvarte cuando aparecen situaciones insólitas. ¿Qué pasa ahora? Mis carteras son pequeñas y solo llevo pocas cosas y apelotonadas.
La sensación de la cartera llena me hacía sentir completa. Ahora me siento vacía, desde hace un tiempo. ¿Tenía que trasladarlo a uno de los objetos que más me gustan?

¡Maldito inconsciente!

viernes, 22 de febrero de 2013

Cuestión de hábitos

Recuerdo la frase que escuché ayer en un programa de tv sobre filosofía:

El perdón solo perdona lo imperdonable. Si fuera perdonable no requeriría de perdón.

Cruzo la calle, una mujer que nunca vi está casi pisándome y soy yo la que le pide perdón...
Es difícil modificar algunos hábitos.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Yo creo...

Creo que hay mutantes, alienígenas, zombies, fantasmas, espíritus, brujas y sirenas. No creo en las hadas.
Creo también que estaría preparada ante una invasión alienígena.

Y así aparece en mi memoria el espíritu que estaba en mi casa hace algunos años. Era una mujer que caminaba mucho y siempre cerca mío. A veces había un granadero. Nunca los ví, pero estaban. En algún momento se fueron los dos y nunca más volvieron.
Ahora hay un hombre que da señales fugaces. Cuando estoy concentrada en alguna cosa siempre aparece con una señal fugaz, se mueve, es imperceptible. Cuando vuelvo a verlo ya no está.

martes, 19 de febrero de 2013

Balsas... ¡PASTO!

Había una vez una mujer a la que la acosaban las dudas, muchas dudas.
Sin buscar nada llegaban situaciones a su vida algo extrañas, fuera de lugar, pero como les llamaban la atención las tomaba hasta que se le iban de las manos.

Tal es así que una vez un señor que le doblaba la edad le propuso trabar relaciones en principio cordiales, amistosas hasta que ¡PASTO! le propuso darse a la lujuria. Ella aceptó el juego, entendió las reglas y jugó. En aquel momento no pasó nada, quedó simplemente una anécdota olvidable.

Unos años después este señor volvió a aparecer en su vida, ya no con relaciones cordiales, y fue directamente a intentar concretar ese momento de lujuria trunco. Ella volví a aceptar, era divertido. Sus charlas también lo eran.

Él hizo varias preguntas, quería saber de sus vicios y gustos. Entonces ella también preguntó lo mismo y en el mismo orden. La pregunta que marcó el límite de lo bizarro fue:

Ella: ¿Fumás o fumaste marihuana?
El: No, ni cuando estaba en el grupo.

¡CHAN! ¿Qué grupo? ¿De qué estás hablando Willis?

Ella: ¿Qué grupo?
Él: Yo tocaba en "Los náufragos"

Y le pasó este video:
¡PASTO! ¡BANQUINA! Ya está ¡Te caíste al abismo y sin paracaídas!


Ahora le toca a ella poner fecha, lugar y hora para darse a la lujuria, peeeeeeeeeeeero... no es tan emocionante.

sábado, 16 de febrero de 2013

Y tenía que soñarlo...

Llegó el día que tenía que soñar con él.

Era invierno, con mucho frío.
De golpe estaba entrando a escondidas a su casa donde, además, estaba durmiendo su suegra.
Nos fuimos a una habitación con cama matrimonial, nos acostamos y nos abrazamos... un rato.

Su suegra se despierta, me pide que vaya. Cuando me acompaña a la puerta quedamos en volver a vernos porque ya sabía que me había olvidado un abrigo. Bajé las escaleras, aparecí en una galería llena de locales de ropa y accesorios.

Me desperté.

PD: Como en todos mis sueños las casas son blancas y tienen escaleras.

viernes, 15 de febrero de 2013

Calor, pocos enamorados y música

Mientras espero amigos pienso en todo lo que tengo alrededor: al lado un grupo de 5 extranjeras que no paran de hablar; muchas mesas mas allá un grupo de amigos, cerca de 10 personas; atrás de una columna 2 amigos tomando mucho alcohol, debe haber más gente pero no la veo.
Yo, hasta ahora, sola con una pinta, un paquete de caramelos, mi libro y revisando el celular por si me mandan algún mensaje.

Miro al balcón, donde fumé unos cigarrillos, parece lleno, pero hace mucho calor.
Salgo al balcón a fumar, es raro ver el Centro tan vacío, pocos colectivos, algunas luces, mucha humedad y muy pocos enamorados.
El calor adentro del bar es insoportable.

Una noche de San Valentín podría mirar una película de amor hollywoodense y llorar por ese amor que solo es posible en películas, estar en un bar escribiendo y esperando amigos o durmiendo temprano.

En algún momento esos chicos van a empezar a cantar, mis amigos llegarán y todo va a tener más vida.


jueves, 14 de febrero de 2013

Reflexiones de un día sin luz


Si las ganas se comprasen todo sería más fácil, y aún así inútil.  Quizá sería mejor algo como “Entusiasmo en gotas”, después se daría todo como naturalmente.
¿De qué sirve una vida sin emociones e ilusiones generadas naturalmente?
¿Qué queda cuando se pierde el entusiasmo? Se pierde por esto, después por lo otro y así, y como fichas de dominó que caen en cadena, se pierde todo. Nada es tan emocionante como lo había sido y ¿Para qué intentarlo si no es emocionante? Entonces viene el estancamiento y… ¿qué hago ahora si nada tiene sentido?, pero no quiero matarme, me gusta estar vivo; miro a mi alrededor, todos parecen tener una razón que los impulsa a seguir ¿y yo? Al parecer ninguna.
Pienso, a la tarde, a la noche, le lloro a la almohada, en el colectivo, mientras me baño, ¿Cuál es mi razón? No lo sé.

Sé que me aferro a vínculos que no se sostienen, sé que tengo miedo a dar el primer paso, sé que no resisto la idea de que me rechacen o no me acepten.
Me alejo de todos aquellos que me conocen más, por varios motivos: saben darse cuenta que miento cuando digo que estoy bien y no tengo ganas de hablar ni de contarles nada, es más fácil hablar con conocidos desconocidos, puedo mostrar aquello que me gusta que vean sin que sospechen nada; ellos  (los que me conocen más) se alejan de mi porque no entienden qué me pasa: si es un problema con ellos o no quieren presionarme para hablar cuando se nota que es lo que esquivo. Desde siempre evito cargarle a mis amigos las cosas que me lastiman, cada uno tiene una vida llena de complicaciones laborales, económicas y emocionales ¿Tengo que cargarle con mis problemas? Claramente: no.

Hace meses que estoy estancanda, encerrada, aislada, me entristecen las muestras de cariño (siento que no las merezco)
Muchos me dicen que me ven triste desde hace años, tienen razón y no sé porqué. Me encantaría verme desde afuera, ser objetiva.

lunes, 11 de febrero de 2013

Violencia potenciada

Hace dias que estoy enojada, respondo mal, evito charlas. Y ¿la verdad? No la paso bien.
Si voy a salir y me cambian el plan a último momento me pone de mal humor, por ejemplo:
-Justo (¡qué casualidad! un sábado a la noche) vino mi novio y le dije que venga a tomar unas cervezas con nosotras ¿No te jode?

Sí, me jode. Necesito contarte que estoy mal y si él está presente no puedo hablar nada. Lo sabés, porque ya te lo dije mientras hablábamos por teléfono, pero va a venir igual.
Te respondo que no me jode. Me baño, me preparo para salir y... tengo que esperar el colectivo 45 minutos. Desisto y vuelvo a mi casa.

Trato mal a todos, grito más, me irrito por nimiedades, no hablo.
¿Con quién voy a hablar? Cada uno tiene su mambo, su vida y desea compartir espacios con sus parejas y amigos incluídos. A mí, a veces, me incomoda.

sábado, 9 de febrero de 2013

Sueños

Demasiado seguido sueño con mis amigos, muchas veces se repiten y aparecen elementos particulares como un melón. (Cabe aclarar que soñé varias veces con naranjas y alguna vez con duranznos).
Esta vez estaba en una cola esperando a que me paguen al aire libre hasta que me cansé y salí a caminar con un melón, encontré a 2 de mis amigos con gente que conozco, los saludé e inmediatamente me deslicé con el melón por una rampa.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Ser o no ser

Todo pasa por ser o no ser positivo.
Dicen que si creés que algo va a suceder solo con las ganas, y un poco de actitud para que salga, sucede, porque fluyen las energías, porque contagia el optimismo y porque sí.
Bien... no estoy positiva.
No fluye.

martes, 29 de enero de 2013

Maldito verano



No me jodan:

 ¡A NADIE LE GUSTA EL VERANO!

Ahora todos están felices con:
-40º de térmica,
-pegoteados todo el PUTO día,
-viajando en hora pico con olor a axilas y culo, pegado con el de al lado por tanta transpiración,
-molestas con los corpiños,
-el agua que estaba fría de golpe parece piz de vieja,
-los mosquitos
-los bajones de presión por golpe de calor
-estar en la playa culo con culo
-brotados por alergia a cualquier cosa que vuela

Ni desnudo se te va el calor, no alcanzan 3 baños al día. El sol te hace mierda la piel, te transpira la cabeza.
Es cuando hay mas cortes de luz por el exceso de consumo, te cortan el agua.

Nunca lo vas a evitar, siempre hay un pelotudo que repite como le enseñaron: ¡El verano es re lindo! 

domingo, 27 de enero de 2013

En esta me bajo

Cuando me encierro por días sin ver el sol, sin hablar con mis amigos, con el teléfono apagado, sin hacer nada productivo, con ganas de llorar y sin saber por qué... debería decirme en esta me bajo.

Cuando sigo dando vueltas en amores que dan vueltas. sufriendo porque no se resuelven, ilusionándome sin sentido para terminar creyendo que el amor será una eterna deuda pendiente... debería decirme en esta me bajo.


Cuando pierdo las fuerzas, las ganas, la inquietud... debería decirme en esta me bajo.


Cuando me miro en el espejo y veo un cuerpo que no me gusta ni me hace feliz, poco saludable, redondo, con estrías... debería decirme en esta me bajo.

Cuando siento que perdí el idealismo de la adolescencia para sumar miedos y preocupaciones  que jamás resuelvo a una persona con casi 30 años... debería decirme en esta me bajo.

Sueño

Soñé que estaba caminando por La Rambla, en Mar del Plata, y de casualidad me encontraba con un chico que, sin más intención que hablar, me contaba sobre la actividad social en la que participaba con otro gurpo de personas.
No era muy clara, incluía chicos y transportes. En ese momento estaban casualmente en Mar del Plata, dejo de caminar a mi lado y me llevó con una de sus compañeras y ella siguió hablándome mientras íbamos caminando hasta un estacionamiento subterráneo.
Llegamos y nos detuvimos en una rampa donde estaba estacionada una combi pintada de naranja. Me propuso me acostase debajo y moviese las ruedas mientras ella se ponía frente al paragolpe y revisaba no sé qué.

Como cosas que suceden sin sentdo en un sueño, acostada frente al paragolpe su cabeza quedó atrapada en el volante sin posibilidad de salir.

Ahí estaba en el problema. Si yo salía de  abajo de la combi iba a avanzar y matarla; si gritaba nadie me oiría, no había nadie en la zona. Tenía que salvarla y no podía salir de donde estaba ni pedir ayuda a nadie.

Y me desperté.

sábado, 26 de enero de 2013

Instrucciones para cojer

Hay solo 5 pasos para llegar a tener solo relaciones sexuales con alguien.
Son de manual y todos las aplicamos.

1. Establecer contacto y pedir celular, mail, blog, red social o lo que sea.

2.  Buscar mucho a la persona que te gusta por un plazo máximo de una semana y desaparecer. No responder mensajes, ni llamar para que te busquen.

3.  Te buscan. Hay que hacerse un poco la diva y no dejarse encontrar por unos 3 días.

4.  Volver a establecer contacto.

5. Concretar lugar, dia y horario para verse y...


Vermú, papas fritas y GOOD SHOW 

Para mí eran solo 4 pasos. Es más marketinero que sean 5.


jueves, 17 de enero de 2013

Ejercicio vivencial

Estoy molesta, cansada, enojada, triste, sola, aburrida, indignada, alegre. Una mierda. Podría estar en un solo estado y sería más fácil de definir, tantas cosas al mismo tiempo me complican un momento que es mas complicado.
Ayer escuché a un flaco que hizo un curso vivencial. Uno de los ejercicios es preguntarte como una máquina durante más de 15 minutos ¿Qué querés? Contó que al principio las respuestas son las que quedan bien: casa, auto, plata, salir con amigos y esas cosas. Hasta que después preguntartelo por centésima vez tus respuestas se disparan para lo emocional y llegás a tu ser profundo y a tu necesidad más básica.
Lo hice. Creo que llegué a hacerme la pregunta unas 15 veces y no lo resistí más.

Supongo que sé lo que quiero y cada vez que hurgo más y más, peor la paso.

Maldito ejercicio vivencial!!!!!!!!

jueves, 10 de enero de 2013

¿Lineales o sordos?

Me pone de mal humor hablar con una persona lineal. Cualquier cosa que digas va a ser interpretada como les parece.

Ejemplo 1:
Situación: Discusión con mi madre.

Yo: Vos ponés barreras a algunas de las personas que vienen o podrían venir a casa.
Madre: ¿Acaso yo hago un muro en la puerta?

Ejemplo 2: 
Situación: Debate con un ex nuncafuimos nada (hace muuuuuucho tiempo)

Yo: Vos querés que sea tu novia fugitiva al mejor estilo película yankee.
Él: No vi esa película ¿Cuál es?
Yo: Es una metáfora.

(Brevísima charla de otro tema) Vuelvo a la carga y pregunto:
-¿Viste "Simplemente no te quiere"?
Me responde:
- No vi ninguna de las películas que me dijiste.

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...