lunes, 27 de junio de 2011

Temporada de ostras

Bueno... no hay nada nuevo.
Colapsé completamente y necesito un momento ostra: Alejarme un poco de todo para ordenar mi capocha un poco.
Desde hace un tiempo que vínculo social era por chats, facebook y red social existente, como un magnetismo hacia la pantalla. No podía seguir así, entonces de un segundo a otro decidí no usar chats y evitar el uso de la computadora a menos que sea realmente necesario.
Sigo abriendo el correo con periodicidad, leyendo facebook, al twitter no lo termino de entender, lo leo un poco a veces (me parece un verdadera mierda, termina la cursada y cierro la cuenta).

Dije, escribí en realidad, cosas que tendría que haber dicho cara a cara y de otra manera. Sé que fui dura, sin filtros y bastante fría.

domingo, 19 de junio de 2011

El museo del condón

Mirando fotos de Barcelona me encuentro con una de penes de distinta forma y colores. Pienso de qué era eso y me acuerdo: "Ah! era el museo del condón!".
Y si... como todo es turístico, de todo hacen un museo.
Este localcito metido en una de las callecitas de El Gótico vende forros y demás artefactos relacionados con el sexo. No es exactamente un sex shop.
Claramente no es un museo, pero como turista que anda caminando por las calles y que todo le llama la atención veo "El museo del condón" y caigo. Primero porque todo  llama la atención y segundo porque todos tenemos un poco de morbo.

domingo, 12 de junio de 2011

Flashes

"Es que estas ganas de irse llegaron para quedarse..."

Desde que tengo 15 años sé que quiero vivir en Barcelona ó Praga, por lo menos un tiempo.
Este año me fui a Barcelona de vacaciones y fue LO MEJOR QUE ME PASÓ hasta ahora a nivel personal. Es una ciudad maravillosa, bella, muy bella, modernosa, limpia, culta. Me encantó mucho.
Estuve un mes dando vueltas por ahí, recorriendo las mismas calles, tomando metros, buses y trenes, caminando a la noche en El gótico, esquivando "paquis", probando todas las cervezas posibles, recorriendo librerías, costeando el Mediterráneo, caminando por el Portal de Ángel o cualquier rambla, intentando aprender un poco de catalán para comunicarme mejor.
Bueno... todo fue maravilloso hasta que el 21 de enero a las 6:00 am el avión pisó suelo argentino. No voy a negar que me emocioné cuando aterrizó ni cuando a eso de las 5 am veía desde arriba la cuadrícula de la ciudad, pero yo quería quedarme allá.
Van a hacer casi 4 meses que volví y por mi cabeza pasan flashes de esa ciudad, de sus edificios, de la gente, de todo.

¡¡Quiero estar allá!!

martes, 7 de junio de 2011

Señor ¡Tiene la edad de mi papá!

De un tiempo a esta parte los señores que pasan los 50 años están desesperados por las que tenemos menos de 30. Te quieren levantar en la parada del bondi, sobre el bondi, comprando puchos en el kiosco, cruzando la calle. Da igual que seas gorda o flaca, rubia, morocha o colorada, alta o petisa. Tenés menos de 30 y sos cogestible.
Aunque me pese de un tiempo a esta parte, en la calle, muchos señores que pasan los 50 han querido "cotejarme" de la forma mas asquerosa y burda posible.
Hoy, volviendo de la facultad, esperaba el colectivo y un señor me miraba de tal manera que me incomaba mucho, demasiado. Pero... como había gente en la parada y era la calle, una puede hacer cualquier cosa.
Mientras hacía cualquier cosa me olvidé del señor. Subo al colectivo pensando en el trabajo que tengo que hacer para la facultad y me siento en esos asientos en los que vas de espaldas.
El señor estaba de frente. Me sentía observada, pero no sabía porqué hasta que me dí cuenta que su mirada se clavaba en mi. Él estaba en un asiento de dos y no había nadie sentado a su lado.
Entonces, cuando nuestras miradas se cruzaron, y en un tono de voz muy alto me dice:
-Vení, sentate al lado mío.
Yo, completamente enojada, pero con mucha verguenza le respondí que NO.

¿No se dan cuenta que dan verguenza?

sábado, 4 de junio de 2011

En paz

Hoy lo ví por ¿última vez?... No sé. Sí sé que es por última vez de acá a un tiempo laaaaaaaaaargo.
Hablamos mucho de todo lo que teníamos que hablar.
Aunque lo intenté y nos contuvimos bastante, terminamos besándonos. Lo necesitábamos bastante.
En medio de la charla, al escucharlo entendí algunas cosas que no me cerraban de su situación. No digo que es fácil, sí pienso que puede salir.
En el bar todo fue muy tranquilo, cómodo, estábamos contentos en general. A mí se me cayeron algunas lágrimas, solo algunas.
Lo más fuerte fue despedirnos. Llegamos al subte, y hablé yo. Le pedí que me elimine de todo: chat, celular, mails, fotos... todo.
Esta una situación super clara para ambos, teníamos que cerrar de una vez. A él le cayeron todas las fichas juntas cuando le pedí que me elimine. Yo me sentía ¿bien?... casi, en realidad me sentía mal, pero en paz.

jueves, 2 de junio de 2011

Extrañando...

No sé porqué imaginé que estábamos unidos y me sentí mejor, pero aquí estoy... tan sola en la vida que mejor me voy.

Es mejor irse a dormir con una sensación cuasi agradable que quedarse pensando en lo nunca va a volver a suceder...
Me quedo con la sensación de paz que me daba su cabeza en mi pecho.

Soy fácil (o es lo que quiero ser)

Fácil. Según la RAE, fácil significa todo esto: 1.  adj.   Que   no   requiere   gran   esfuerzo ,  habilidad   o   capacidad .  Un   tr...