sábado, 11 de octubre de 2008

Esperando

Quizá tanta ilusión le segaba la vista de la realidad. Así pasaron años en los que encubría su dolor con ilusiones rotas. Eran solo eso, ilusiones.
Como dice una canción de Ismael Serrano "...también arrastro conmigo una cadena de sueños...". Sus sueños aún vienen caminando a su lado. Sigue encubriendo sus dolores con ilusiones, pero mas alcanzables. Hasta que cae en la realidad, cruda, cruel, astuta, que le demuestra que son ilusiones al fin.

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...