sábado, 27 de junio de 2009

Palabras lindas

Después de un tiempo aparece. De pronto el silencio deja de serlo para convertirse en una carta emotiva con las palabras que sabe que quiere leer. Entonces todo sería maravilloso.
Eres mi cielo, luz en mi vida ¿y todo ese tiempo en el que desapareció?

jueves, 25 de junio de 2009

¿Seguridad?

Martes. 23 horas. Elcano y F. Lacroze.
Para quienes conocen esa zona sabrán que no es muy seguro.
Esperaba el colectivo sola. Enfrente un hombre de aproximadamente 40 años. Prendí un cigarrillo tratando de mostrar valentía.
El hombre se cruza en dirección a mí. Al instante pensé: Me roba y tan solo tengo $4 y $1.25 en monedas para volver a casa. No me va a creer.

Se me acerca. Mi corazón estaba acelerado, pero me mostraba segura, y me dice:
-Quedate tranquila que soy policía civil.
Se quedó cerca de mí y me miraba.

Entonces pensé: ¿Debo quedarme tranquila con un policía?

martes, 23 de junio de 2009

¿Qué pasaría?


Intento no pensarte
pero me quedo en el intento.

Ya no te espero
no vale la pena
no vas a aparecer.

Y si aparecieras
¿para qué lo harías?

Quizá no estés bien
pero solo escucho el eco del silencio
de las palabras no dichas
de las palabras no escritas.

Una estrella del sur
apagada
estrellada
ya no brilla mas la estrella.

Y sigo acumulando silencios
acumulando preguntas sin respuestas

¿qué pasaría si aparecieras?
¿qué pasaría si te importara?
No pasará nada
porque no vas a aparecer
porque no te importa.

lunes, 22 de junio de 2009

Odisea: Convivencia con mi padre

Semana 1. Día 1.
Hoy mi mamá viajó a España y hasta el 25/7 no vuelve. Eso es muy lindo, viaja con su hermana de aquí para allí conociendo algunas ciudades de Europa. ¿Cuál es el problema?: la convivencia con mi papá. A simple vista parece estar todo tranquilo, sin mas problemas, pero resta un mes en el que podemos discutir sobre la estupidez mas ínfima sin intermediarios.

Hoy solo tengo un deseo: vivir lo mejor posible, mantener la tranquilidad y que todo esté tranquilo cuando ella vuelva.

domingo, 21 de junio de 2009

El mensaje de día de hoy es:




La vida es corta, rompe las reglas, perdona rápidamente, besa lentamente, ama de verdad, ríe incontrolablemente y nunca lamenta nada de lo que te hizo sonreír

sábado, 20 de junio de 2009

tan solo un sueño...


Estábamos en una habitación muy blanca, casi inmaculada. Una imagen algo difusa, pero completamente blanca. Solos vos y yo.
Yo cocinaba algo, ahora no me acuerdo, pero te daba la espalda. Te acercaste, me abrazaste por detrás, besabas mi cuello mientras tus manos acariciaban mi cuerpo. Una vez frente a frente empezamos a besarnos, nuestras manos entraron en una vorágine descontrolada. De a poco nos desabrochábamos la ropa, que caía al suelo lentamente. Así caímos nosotros. Tendidos en el suelo, completamente entregados.
Mi cuerpo sobre el tuyo, mis manos te recorrían mientras no dejaba de besarte. Fue mi boca quién comenzó a recorrerte. El calor nos consumía, la respiración era cada vez mas agitada. Mi boca por fin encontró lo que buscaba. Estabas pleno, excitado. Recorrí tu dureza con la lengua hasta hacerte estallar de placer, tus manos batían mi pelo. De a poco comencé a subir por tu cuerpo hasta llegar a tu boca. Te acostaste sobre mí y tu boca comenzó a recorrerme, jugaste en esos lugares dónde sabías que me volvería loca hasta encender mi fuego interno.
Desnudos, exhaustos pero con ganas de seguir este juego que nos embriagaba.
Tu cuerpo trepó el mío hasta convertirnos en una sola persona, susurrabas palabras en mi oído que me hacían volar hasta perder la razón. Mi cuerpo trepó al tuyo, en una cabalgata salvaje, pero muy suave al mismo tiempo. Acariciabas cada parte de mi cuerpo como si fueran piezas de fina porcelana.
Nos arrodillamos, nuestros cuerpos encastrados jugaban a amarse en medio de risas, respiraciones agitadas y gemidos de placer. Mis pezones erectos rosaban tu cara, tu lengua los recorría suavemente.
Excitados, transpirados... Nos sumimos en un orgasmo mutuo intenso, único, hasta caer desmayados nuevamente al piso felices...

y me desperté

viernes, 19 de junio de 2009

Intangible




¿Cómo explicar el dolor?
¿y las ilusiones?
¿las desilusiones?
¿el miedo?
¿la soledad?

Con las ilusiones hechas añicos
con el dolor contenido
el silencio parece absoluto
solemne, a veces tranquilizador

De un campo lleno de flores
hoy hay sequía
se secaron todos los árboles
las flores ya no están
el aire está contaminado

¿Cómo explicar ese silencio?
Quizá sea amor
una expresión del amor
difícil de comprender

¿Cómo entender ese silencio?

No hay recuerdos
no hay pasado
hay silencio
el presente se difuma
hasta extinguirse
para convertirse en nada

tan solo nada...
las miradas son ciegas
los gritos, sordos
todo es intangible
siempre fue intangible

¡todo por el examen de audiometría!

Estos días estuve con cierto temor por unos análisis clinícos, mas precisamente un examen preocupacional.
Desde hace un año que me vengo haciendo distintos exámenes preocupacionales y en ninguna empresa entraba. Me empezó a llamar la atención que no me llamaran ¿tendría alguna enfermedad grave? Pero no lo sabía.
La semana pasada me hice otro análisis preocupacional, lo mismo de siempre: sangre, orina, electro, placa, revisión de un médico clínico y audiometría. Pensaba que mi posible enfermedad podría detectarse en la orina o la sangre, pero no. Todo se reduce a una deficiencia en el oído izquierdo. ¿Estamos todos locos?
Tanto temor para algo de menor importancia. Ahora tengo que ir a un otorrino, buscar un tratamiento y seguir buscando trabajo.

jueves, 18 de junio de 2009

Basta de cortes

Curso la carrera de Edición en UBA desde hace 5 años. Como todo estudiante de la UBA y particularmente de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) padecí y padezco muchas de las deficiencias del sistema.
Hablo particularmente de FFyL porque es la facultad que mas conozco. Todas las aulas están empapeladas con afiches del MST, PO, PTS* y cualquier otro partido político, nos acostumbramos a que nos corten las clases con mensajes políticos que no nos interesa (ejemplos: "compañeros" despedidos de fábricas de cualquier provincia argentina**), nos acostumbramos a las amenazas de bomba y a encontrar la facultad tomada por cualquiera de estas agrupaciones.
Las amenazas de bomba y las tomas de la facultad nos quitan la posibilidad de tener clases. Gracias a los buenos docentes que tenemos y la importancia que le dan a la educación pública podemos recuperar las clases, pero teniendo que ir un día externo al régimen de cursada.
Estoy (y como yo creo que muchos estudiantes) cansada de estas cosas. Todos queremos estudiar sin interrupciones políticas que no deberían afectarnos a nivel académico.


*Mst: Movimiento socialista de los trabajadores; PO: Partido obrero; PTS: Partido de los trabajdores socialistas.
** Como ciudadana argentina esos temas me afectan, pero considero que las facultades no son los ámbitos para solucionar esos problemas.

martes, 16 de junio de 2009

Recuerdos de infancia

Hoy estuve mirando fotos viejas, algunas las subí al facebook y otras aún no las escaneé.
Es inevitable ver esas fotos, llorar un poco, reír otro poco mas y recordar algunos momentos. La exactitud no es la mejor, pero hay hechos que parecen anacrónicos.
Miraba fotos con mis amiguitos de la cuadra: Débora, Samanta, Yanina, Pilú, Esteban, mi hermana y yo, y algunos más.
Lo cierto es que me acordé de algo muy particular que hacíamos mi hermana, Débora y yo... ¿qué hacíamos? Velábamos cucarachas y cualquier tipo de insecto que encontrásemos muerto.
Claramente nada estaba librado al azar: con maderitas hacíamos las cruces, piedras y florcitas para decorar la tumba y empezaba el ritual.
En la puerta de la casa de Dorita había un pozo: ese era el cementerio.
Nos arrodillábamos las tres en el pozo, cavábamos un poco la tierra, enterrábamos al muerto, decorábamos la tumba. Todas en completo silencio y con cara de estar constipadas. Después de terminar de decorar la tumba uníamos las manos en posición de rezo, poníamos cara de tránsito muy lento y entonábamos esta canción...

Pobre infeliz
se olvidó de respirar
mientras la madre
toca el piano
sin cesar

Disculpen, pero me agarró un ataque de risa

Saludos

Rutina

Termina este fin de semana largo. Mañana nuevamente a las actividades rutinarias.
Tiene algo mágico la rutina (eso no quiere decir que no sea aburrida y reiterativa): dependemos de ella, necesitamos ese suelo firme para pensar que a veces no somos rutinarios.
Cuando no hacemos las actividades a las que estamos acostumbrados nos sentimos vacíos, solos. Y pienso concretamente en las personas que viven solas, saben que al llegar a casa no hay nada mas que silencio, desorden de la mañana, frío y cansancio. No los espera un perro, deciden no tenerlo porque no le pueden dar la atención que requiere. Pienso concretamente que debe ser aburrido, y algunas noches triste, comer solos escuchando la radio como única compañía.

lunes, 15 de junio de 2009

Nostalgia

- ¡Está triste la plaza! - exclamé cuando volvía a mi casa una noche después de cenar afuera.
Mientras miraba la plaza desértica recordaba aquellas noches de verano e invierno que pasábamos juntos: no importaba la edad ni que hiciéramos. Estabamos juntos. Hernán o Naipe traían el mate, Lukita las cartas o algún juego de mesa y el resto sólo estaba.
Todos los días después de las 12 de la noche era la cita obligatoria en la plaza que nos unía a todos. Los adolescentes fueron creciendo, haciendo nuevos amigos; los chicos se aburrieron; los grandes, en los que me incluyo, empezamos a retomar la vida de adultos y tener otras obligaciones.
Pasar las noches en la plaza era maravilloso, pero había algo que se estaba rompiendo. Y así, sin darnos cuenta, nos fuimos separando. De a poco dejamos de ir a todas las noches, para ir algunas noches. La cita cada vez era mas tarde, el frío nos cortaba la cara y era mas agradable quedarse en casa y con la estufa.
Y hoy, una de esas noches en las que nos hubiesemos juntado, no hay nadie en la plaza, ni lo habrá por muchas noches mas.
Quizá en unos años otro grupo de chicos nos suceda y ocupe los bancos de la plaza todas las noches, haga fogatas los días de frío, tome mates y juegue a las cartas.

Nosotros ya cumplimos nuestro momento. Que fue maravilloso, pero es pasado.

sábado, 13 de junio de 2009

Los declaro BOLUDO hasta que la muerte los separe

Como argentina que soy (y siento mucho orgullo de eso) he notado a lo largo de los años un patrón de conducta en mis conciudadanos y en mí algo difícil de explicar para los extranjeros: la boludez.
¿Cómo explicarle a una persona no argentina qué significa la palabra BOLUDO? Podría decirse que es sinónimo de tonto, estúpido y sería una explicación que conformaría a cualquiera, pero siempre que tengo que explicar el concepto boludo siento que no es solo eso. El BOLUDO es mas que tonto, para algunos es una filosofía de vida.

Como argentinos sabemos que hay clases de BOLUDOS (yo por lo menos defino 4 grandes grupos):
1- Buenudo: Bueno + BOLUDO. Es la persona que de tan bueno se excede y lo terminan usando y moldeando a la conveniencia de quien sea.
2- El BOLUDO Hijo de puta: Este BOLUDO se abusa de su boludez, se aprovecha de ella para pasarla bien adjudicando no entender algunas cosas. El claro ejemplo son los chinos de los supermercados, que no son argentinos pero nos copian bastante bien.
3- El BOLUDO que no sabe que es BOLUDO: Acá estamos en un problema grave. Como no sabe que es BOLUDO se cree el mejor, el que la sabe todas, que es más que Gardel, Maradona, Monzón y Olmedo juntos, es canchero y sobrador.
4- El BOLUDO que sabe que es BOLUDO: Esta clase de BOLUDO es la más amigable. Es claramente conciente de su realidad y trata de mejorar cada día. Sabe que con el paso de los años su boludez se perfecciona y trata de convivir con ella de la mejor manera.

Quiero terminar mi texto de la boludez con una pseudo explicación teórica. Siento que la concepción del argentino difiere de la concepción de cualquier ser humano. En todos los libros de biología de la escuela primaria nos explican que el ser se concibe de la unión del óvulo y el espermatozoide, pero no nos dicen como se conciben los argentinos. Aquí detallaré mi teoría, que no la puedo comprobar científicamente pero a las claras se nota que tengo razón.

Concepción de un argentino: Óvulo + espermatozoide + Síndrome de la boludez.

Como argentinos entenderán que tengo razón.

Y a modo de conclusión: todos los argentinos somos BOLUDOS, cada uno de los argentinitos que nazca será BOLUDO y cuando estos bebes tengan hijos tendrán BOLUDITOS. Así que, argentinos míos, a no desesperar que la boludez se casó con nosotros hasta que la muerte nos separe.

¿Esperando el milagro?

A veces creo que sí, pero sabiendo que no tiene sentido ese ideal que busco en cada mirada, en cada situación. Esperanza que sucederá ¿cuándo? Aún no lo sé...
El milagro del sentimiento correspondido y propio parece lejano y solamente propio. A medida que vamos creciendo las desiluciones son más dolorosas.
Aún suenan en mi cabeza algunas de tus palabras. Palabras que creía llenas de sentido, pero el tiempo me demuestra que eran solo palabras vacías, frías, sin sentido. Entonces me pregunto ¿porqué decir una cosa por otra?
¿Será solo mi culpa que no supe o no quise ver la realidad? ¿Será que mi egoísmo no me dejaba ver mas allá de mí? Y sí... es mi culpa en un 100%, es mi culpa creer que había posibilidades en algo completamente imposible. Remar sola contra la corriente es casi imposible.
Y me sigo preguntando ¿porqué habría de ser posible? ¿porqué creer que podría ganarle a la imposibilidad?

Un rincón de mí aún espera que el milagro suceda: volver a leer tus palabras, tus explicaciones. Pero ¿porqué habrías de dar explicaciones si te llamaste al silencio? ¿No es el silencio la explicación más clara?
Yo hubiese actuado de otra manera. El silencio es la respuesta mas clara pero la mas dolorosa.
Recordaba que una canción dice "Una mentira que te haga feliz duele menos que una verdad que te amargue la vida". Hoy esa verdad me lastima, pero ese sabor amargo puede transformarse en aprendizaje, en una pausa para aprender a actuar ante una situación similar.

jueves, 4 de junio de 2009

¿Dónde estoy? ¿Qué quiero?

De un tiempo a esta parte estaba perdida en mí misma, hundida en lo que no soy y lo que debería ser.

Hoy, en medio de una reunión importante, pude abstraerme y escucharme, y en esa abstracción pude darme cuenta por dónde quiero que vaya mi camino.

Hace más de 10 años me puse una meta: salir del país, vivir en Barcelona y hacer mi vida allí. Un sueño adolescente que me aún me acompaña y que será real pero con algunas modificaciones respecto a la idea original. Siempre sentí que Buenos Aires no es mi lugar, no me permite desenvolverme como quisiera, pero luchando con la idea que es la ciudad que me vio nacer, que me dio a mis amigos, en donde viví todas mis experiencias buenas y malas. Igualmente Buenos Aires no tiene ese condimento que espero para ser realmente la persona que esconde mi interior.
Cuando empecé a estudiar definí un nuevo rumbo, perfilé a esa mujer profesional que estaba conmigo pero no había despertado aún. Ahora ese camino está por terminar y encuentro un nuevo camino en mi vida.

En la misma idea de ese viaje pujaba la presión de no defraudar a esa mujer maravillosa que ilumina mi vida y es mi modelo a seguir, esa mujer que desde hace 10 años me espera en Barcelona. Hoy siento que esa espera es una presión para terminar la carrera apresuradamente sin hacer de manera placentera.

Es por eso decido parar un poco. Realizar ese viaje pero de otra manera y sacándome la autopresión de encima. Por lo pronto haré un viaje inicial, quizá en el verano, como unas vacaciones de 1 mes, para volver a Buenos Aires, terminar la carrera sin apuros y luego volver a esa ciudad.

Soy fácil (o es lo que quiero ser)

Fácil. Según la RAE, fácil significa todo esto: 1.  adj.   Que   no   requiere   gran   esfuerzo ,  habilidad   o   capacidad .  Un   tr...