lunes, 30 de junio de 2008

HORMONAL

Domingo a las 2 de la mañaname agarran ganas de escribir. Me preparon unos mates y las palabras salen sin ningún tipo de esfuerzo.
Sin trabajo y con tiempo para reflexionar un poco, salir mas hasta que la plata se acabe.
Eso no es de lo quiero escribir. Resulta que desde hace un tiempo me estoy redescubriendo y me doy cuenta de que perdí mucho tiempo: PRETENDO RECUPERARLO!!!!
Y bueno, aquí estoy. Sin saber ni entender muchas cosas, pero sé que cada vez quiero mas. Y las oportunidades no las dejo pasar.
Estoy actuando como adolescente ahora que debería pensarme como adulta y lo peor es que me encanta. Y actuar como adolescente me hace actuar demasiado hormonal, tanto que me asusta. Me divierte mucho y seguiré siendo hormonal hasta que me canse.

sábado, 21 de junio de 2008

VACÍO

¡Basta de tantas cosas juntas! No puedo procesar tantos cambios en un mismo momento.
¡Quiero crecer de una vez!
Llegué tarde a la vida, y todo lo tengo que vivir ahora. ¿Cómo proceso tanta información?. No lo sé. Vivo confundida, asustada, temerosa.
No sé con quién hablar de qué. Sé que nadie podría entender muchas cosas que me pasan de la manera que quiero que lo hagan. No me sirve que me digan frases hechas, ya las conozco; quiero que me den un cachetazo mental que me libere la mente, me quite los prejuicios, me haga mas fuerte.
Todo sirve para aprender pero así no quiero. ¡NO ENTIENDO NADA!.
No es un planteo de nadie me entiende desde un adolescente. Cosas por las que tendría que haber pasado no me pasaron.
Viví mi adolescencia de la peor manera, encerrada en mi propia burbuja. Nadie de nadie se acercaba a mi, porque no lo permitía y creía estar bien, porque no conocía mas que eso. Ahora me doy cuenta que era todo un error y ahora estoy pagando las consecuencias.
Encerrada en una ideología represiva, con una familia que me encerraba mas, que no me permitía ser pasé la mayor parte de mi vida. Ahora quiero tener alas, pero vuelan bajito y vuelven a caer porque no saben tomar altura. Ya están pesadas esas alas, débiles, cansadas, tuvieron poco uso.
Siento que no tengo nada. No estoy sola, tengo excelentes amigos (a los que amo), pero estoy completamente vacía. No sé quien soy, qué es lo que realmente quiero. Mi rumbo que parecía tan claro ahora zigzaguea continuamente, no hay un destino claro.
Quisiera que mi tía esté conmigo en este momento. Solo ella entendería lo que me pasa, pero no se puede: está en Barcelona y a la distancia las cosas se malinterpretan o se agrandan de tal manera que no tiene sentido.

domingo, 15 de junio de 2008

Haciendo lo que no me gusta que me hagan

Me doy cuenta que, de manera inconsciente, hago lo que no me gusta que me hagan.
Mi amiga no sabe escuchar, es demasiado egocéntrica, no escucha a nadie. Cuando quería contarle algo siempre me evadía para contarme lo que a ella le pasaba. Nunca había caído en eso hasta que necesité realmente descargarme un poco. Y me dolío mucho darme cuenta que siempre había sido así. Y que era mi culpa, porque lo había permitido.
Después de algunos años se lo dije, llorando. Lo entendió, hizo algunos cambios, pero aun quedan algunos resabios de eso.
Ella me quiere (yo también a ella) y las malas situaciones se pulen y volvemos a empezar.
Hoy me di cuenta que hago exactamente lo mismo. Y nunca me di cuenta de eso.
Aquello por lo que me enojé y me dolió tanto durante años es lo mismo que hago con los demás. Y me da mucha culpa, me hiere el orgullo.
Siempre creí que yo NO hacía eso, y por supuesto, que nunca lo haría.
Es muy feo. Me desestabiliza esta situación. No quiero ofender a las personas que quiero.
Esta persona, por suerte, me lo dijo. Pero... ¿con las otras? ¿estarán ofendidas conmigo?
Mis amigos son demasiados valiosos y no quisiera perderlos por un ataque de egocentrismo barato, irrespetuoso.
Gracias. Aprender de los errores es interesante siempre que sea a tiempo.

¿raro?

Hoy después de escribir el último texto, mi amiga Nadia (no Nay) me dijo que lee a veces lo que escribo.

¿No es raro?

Siempre pensé que nadie leía nada y me daba cierta impunidad.
Tendré que cuidarme un poquito ahora.

Gracias Nadia.
Se siente bien.

Finales

Como dice la canción de Moris: Todo concluye al fin.
Y bueno... así fue. Mientras duró fue maravilloso, con altibajos claro. Hoy después de unos malosentendidos textuales se perdió la magia.
Si me preguntan si valió la pena, mi respuesta inmediata es: Sin dudas. Y si me preguntan ¿te hubiese gustado que siguiera?, también respondo "sin dudas".
Tiene su magia que termine así: un malentendido. Nadie sale mal, quizá enojado. Pero el enojo pasa rápido y con un poco de tiempo las cosas se pueden recomponer pero desde otra óptica (que también tiene su encanto)
Ahora, quizá liberada de la tensión de jugar, esperar, pueda ver mas de lo que estaba viendo.
Quizá te vea mas seguido a la mañana, quizá te hable más a la mañana, quizá los sábados pase más seguido por la esquina. O quizá no me muestre como una mujer desesperada. es mas inteligente ¿no?

Estoy realmente paranoica, mientras escribo no tengo interlocutor, y pienso en un ser invisible, como una especie de "otro yo", que me dice:
- Estúpida ¿en qué estás pensando? ¿nunca te diste cuenta de cómo eran las cosas? Mas convivo con vos y más tonta te veo.
A lo que yo respondo:
- Pienso en lo que quiero, en lo que siento. Sí, me di cuenta de cómo son las cosas, pero ¿no puedo pensarlas de otra forma? ¿no puedo actuar como mas me plazca, aun sabiendo que puede salir mal?
Es verdad, soy una paranoica... pero... es lo que me toca, o lo que quiero, o lo que acepto. ¡Qué importa! ¿Para qué pensar en lo que podría ser? Cambiar la realidad puede ser dificil, pero no del todo.
Además, de todo se aprende. Y cuanto mas duele, mas se aprende. Soportar los dolores puede no ser fácil. Ser mas fuerte tiene sus debilidades. Quisiera ser mas fuerte, pero tampoco quiero ser una roca.

Una poesía, no me acuerdo de quién, dice que el observador, por su simple posición de observador cambia la realidad. No necesito de alguien que me observe, no quiero mas censura. ¿La autocensura no es peor?

Será mis estados de ánimo fluctuarán durante dos semanas aproximadamente y todo me parece raro y cambio de opinión cada segundo. Mas allá de eso, sé que necesito un cambio de aire, una persona que me muestre otra forma de ver el mundo: mas despreocupada, divertida, ilógica, audaz.

Bueno, después de escribir sin sentido claro, sin seguridad, y tratando de ser poco clara (tampoco voy a ventilar mi intimidad gratiutamemente) me despido.

sábado, 7 de junio de 2008

¿Cuándo es el momento exacto para bajarse de un proyecto?
Perder el tiempo no vale la pena. Yo sé cuál es mi camino (o creo saberlo). Y en estos momentos las cosas no son buenas. Mi ánimo y percepción de mí misma tampoco.
Como me preguntó Valeria una vez. ¿Sos feliz con momentos de tristeza o infeliz con momentos de alegría?.
Y mi respuesta fue: Infeliz con momentos de alegría. Fue bueno saber desde que perspectiva miraba. Quizá esa realidad no haya cambiado pero va camino a una gran cambio. Digamos que estoy en la crisálida.
No puede cambiar la forma de la vida de la noche a la mañana. Los cambios son progresivos.
Las nuevas piedras que me puso el camino son variadas, algunas difícil de pasar, pero de todo se aprende.
Si sigo algo que me dijeron (con mensaje subliminal) debo dejar de ver la realidad como a mi me parece, para ver las cosas como realmente son. Que se yo...
No puedo ser objetiva con lo que siento y pienso. La subjetividad está siempre presente. Mi propia individualidad me invade, me agobia, me domina. Y lo que espero ¿adónde queda?
Con un panorama poco favorable, rodeada más de 9 horas con personas que no son compatible conmigo es mas difícil hacer un análisis crítico de mi actualidad (y mucho más difícil de mi futuro).
Podría decir que me quejo para matar el tiempo, prefiero tomarlo como un momento de reflexión para encaminar de nuevo las cosas; quizá caminar al lado del camino tenga su encanto.
Mientras escribo siento que soy como Oliverio (Girondo). Miles de preguntas sin respuestas vienen a mi cabeza. ¿Y cómo hago si no puedo responderlas? ¡No puedo vivir con tantas dudas!
"Es mejor tener inquietudes que saber mucho" Pero... ¿si me que con las inquietudes? Nunca voy a saber nada.

domingo, 1 de junio de 2008

Quisiera poder decirte todo lo siento sin pensar en podés asustarte, saber que la distancia no existe, y que la impunidad de nos vernos las caras nos permite decir mas de lo que deberíamos. Pero... no todo es como queremos, y esta impunidad me domina, y me hace feliz y me enoja con la misma facilidad.
¿Para qué reprocho? ¿por qué? si no tengo motivos, son solo ilusiones. ¿para qué me histeriqueas? no soy de piedra, tampoco sabés lo que está pasando en mi vida en estos momentos.
No sé si puedo ilusionarme, si puedo reprocharte, si puedo esperar una respuesta tuya, ó la respuesta que quiero, pero sé que aprendo, que quiero, sufro, lloro y vuelvo a querer, quererte de otra manera quizá.
También sé que no quiero que leas esto, pero hay alguna probabilidad de que lo hagas, y quizá eso me guste: la adrenalina de que puedas descubrirme.

Sentimientos encontrados

Mi despertar a la vida, o a la "libertad" (si así puedo llamarla) fue y es tardío. No es tan fácil descubrir tantas cosas ahora, en estos momentos en los que debería tener mi rumbo claro. La confusión es un ser con el que camino todo el tiempo, no quiero vestirme de confusión, pero a veces no puedo ganarle la batalla.
¿Porqué tantas personas aparecen en mi vida en estos momentos? No hacen mas que descubrirme, sacarme la máscara con la que viví hasta ahora: una forma de vida en la que estaba cómoda, quizá segura.
Todos y cada uno despiertan tantas sensaciones que no puedo controlarme. Siempre supe que no era mas que una persona que se vestía con una armadura sólida, inalterable, pero llena de polvo de ladrillos, ¿que pasaría si esa armadura tuviera una grieta? Lo cierto es que esa armadura tiene mas de una grieta, está empezando a desvanecerse, y con cada caída el peso es mayor, casi insostenible.
¿Dónde quedaron la seguridad y la comodidad? ó, mejor dicho la falta de seguridad y la comodidad inestable. Se fueron perdiendo en el camino. En ese mismo camino en el que descubro nuevas formas de seguridad, menos estructuradas, pero más sólidas y perdurables.
Como estas personas que desestabilizan esta realidad fluctuante, otras personas me ayudan a sostener mis logros y caminan conmigo esos pequeños pasos que me hacen crecer, que me erigen como la mujer que quiero ser.
En un texto que leí decía algo así: "no se da cuenta que su confianza es lo que me asusta". No quisiera que esta confianza repentina que ya me abordó acobarde a quienes quiero conquistar, esos seres que me desestabilizan.

Jimena

Los mismos de siempre

Los que sabemos esperar, los que siempre estamos, los que ponemos nuestro tiempo a disposición de los demás, los que seguimos esperando porq...