domingo, 15 de junio de 2008

Haciendo lo que no me gusta que me hagan

Me doy cuenta que, de manera inconsciente, hago lo que no me gusta que me hagan.
Mi amiga no sabe escuchar, es demasiado egocéntrica, no escucha a nadie. Cuando quería contarle algo siempre me evadía para contarme lo que a ella le pasaba. Nunca había caído en eso hasta que necesité realmente descargarme un poco. Y me dolío mucho darme cuenta que siempre había sido así. Y que era mi culpa, porque lo había permitido.
Después de algunos años se lo dije, llorando. Lo entendió, hizo algunos cambios, pero aun quedan algunos resabios de eso.
Ella me quiere (yo también a ella) y las malas situaciones se pulen y volvemos a empezar.
Hoy me di cuenta que hago exactamente lo mismo. Y nunca me di cuenta de eso.
Aquello por lo que me enojé y me dolió tanto durante años es lo mismo que hago con los demás. Y me da mucha culpa, me hiere el orgullo.
Siempre creí que yo NO hacía eso, y por supuesto, que nunca lo haría.
Es muy feo. Me desestabiliza esta situación. No quiero ofender a las personas que quiero.
Esta persona, por suerte, me lo dijo. Pero... ¿con las otras? ¿estarán ofendidas conmigo?
Mis amigos son demasiados valiosos y no quisiera perderlos por un ataque de egocentrismo barato, irrespetuoso.
Gracias. Aprender de los errores es interesante siempre que sea a tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1 morsa dice:

Los mismos de siempre

Los que sabemos esperar, los que siempre estamos, los que ponemos nuestro tiempo a disposición de los demás, los que seguimos esperando porq...