miércoles, 29 de febrero de 2012

Analizando el análisis

3º de sesión de terapia.
Es raro, porque no sé cómo decir las cosas. Mi psico no habla, solo me mira y me mira, escribe y no me saca los ojos de encima y sigue escribiendo, se cruza de piernas y me mira.
Asiente con la cabeza. A veces suelta un "ajá", "mmj"", vuelve a asentir con la cabeza, escribe.
Yo hago un monólogo de 35 minutos. Los silencios son dificiles, porque ella espera que hable.

En algún momento del monólogo me corta con alguna pregunta matadora, que quiero responder en el mismo segundo. (Y escribe sin dejar de mirarme)

Todas las veces que fui llegué tarde. Y no porque quisiera. La primera vez fue demora de subte. La segunda tarde no sé porqué más el pelotudo que no me dejó bajar, pero bajé igual 
Hoy llegué menos tarde que las veces anteriores, pero tarde igual. El subte venía lleno y tuve que bajar una estación después y volver.


miércoles, 22 de febrero de 2012

Muy mal

Defintivamente los miercoles no son MI día.
Arranco 8.30 con la psicóloga y después a laburar.

Hoy: Casi me peleo con un pelotudo en el subte porque no me dejba bajar. Decidí no putearlo porque iba a perder tiempo. Mi venganza fue golpearlo con la mochila y pisarlo, por pelotudo.
Llego a la psico TARRRRRRRRRRRDE.

Es la segunda sesión y ya lloré. Salí como el orto, pero salí.
Tenía que pasar por la editorial a buscar unos libros y dejar papeles. Mientras esperaba que me entregaran los libros me quedé hablando con mi ex-actual-nadiesabe jefe.
Un tipo muy pausado, con una opinión certera y clara con respecto al mundo del libro y sus actores. Hablamos sobre un cambio que voy a hacer. Su opinión no fue lo que esperaba. Me tiró abajo todo el proyecto, pero con justificaciones válidas. Lo escuché, le pregunté qué pensaba y su respuesta fue:

-No lo hagas, porque vas a pensar a futuro y lo que tardes en estabilizarlo es el tiempo en que se va a vencer esa opción. Si no hay un ladrillo en todo eso la estructura se va a la mierda.

Vengo a la librería, devastada.

Quiero hablar con mis compañeras sobre todo lo que me pasó en un lapso de 1:30 horas. No pude porque no dejaba de entrar gente al local a romper las bolas, preguntar, pedir, dar vueltas, hacerte buscar libros que jamás van a ojear solo para saber que están e irse con cara de ¡Qué bueno que lo encontraste, pero soy un jodido y no lo llevo!


Parecía que tomar mate era un delito. Por 10 minutos no entró nadie y le conté a mis compañeras. Una de ellas me dice:

-Para mí R tiene razón. Es una gran idea, con muchas ilusiones, pero con pocas probabilidades de ser real.

Para cerrar: Mi horóscopo del día dice:


Amor: Muy mal.

Salud: Muy mal.


Dinero: Mal


Trabajo: Mal


Suerte: Muy mal.



MIÉRCOLES DEL CARAJO





lunes, 20 de febrero de 2012

Debate moral

En una fiesta, mientras fumabamos en el balcón...

Amigo 1: Ayer vi en NatGeo un programa en el que un hombre que se excita con las mujeres gordas le propuso su mujer engordarla hasta que quede postrada, inválida. 

Todos (unas 4 personas) nos quedamos con cara horrorizada por esa situación.

¡Empezó el debate!

Amigo 2: ¿Por qué está mal? Si la mina acepta es válido. Ella quiere engordar hasta quedar inválida para hacer feliz a su pareja.

Yo: A mí me parece macabro que una persona que se supone que te ama te plantee, solo para su placer sexual, hacerte algo que te agreda. Y una situación enferma de parte de los dos.

Amigo 3: Yo pienso lo mismo que Sam. Si vos amás a alguien no podés proponerle ni que engorde hasta quedar inválida ni que adelgace hasta estar anoréxica -con posibilidades de hacerse bulímica- solo para calentarte.

Parece que hablábamos muy fuerte o los que estaban adentro querían fumar, porque en pocos minutos eramos mas de 8.

En resumen todos planeteábamos que era una locura y no era amor o cariño dañar a una persona que se supone que querés. Todos, menos amigo 2 argumentando que es una decisión personal y totalmente válido si esa mujer aceptaba hacerlo.
En toda la charla (de más o menos 40 minutos) se tocó la bulimia, la anorexia, el maltrato psicológico, la agresión física y demás.

Después vinieron los chistes del tipo:
-Hoy te doy en este pliegue.
-No podemos cojer porque no encuentro donde ponerla.

La conclusión final fue: No se puede hacer ni decir nada. Son dos personas adultas que deciden sobre sí mismas y es absolutamente válido que hagan eso.

Sostengo que no está bueno dañarse (sea bulimia, anorexia, sobrepeso extremo, incitación (u obligación) a consumo de sustancias tóxicas) para hacer feliz a otra persona.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Enojo evolution

Como todas las mañanas vengo a trabajar. Me quedaban unos minutos y pasé por la panadería.
Hasta ahí era todo maravilloso.

A eso de las 10.30 entran 3 personas a la librería. No tenían la impronta de todos los clientes, pero tranquilamente podrían serlo. Entraron con mucha seguridad, mirada firme, paso rápido y mirando fijo a nuestras caras. Cada uno tenía una carpeta en la mano, que las mostraron cuando estaban mas cerca.
Ya mas cerca de nosotros las apoyan en una mesa. Se presentan:
-Somos del Ministerio de Trabajo y venimos a inspeccionar para saber quienes son los que trabajan.

La encargada, muy nerviosa, se presenta y le dice que hay dos turnos, que a la mañana trabajan solo dos personas.
En la mesa estábamos mi compañera y yo con el mate mirándonos con caras de susto y no saber qué hacer. Si hablabamos poníamos en riesgo el puesto de trabajo de la encargada. Ambas nos quedamos con cara de culo.
En ese momento (fuera de todo chiste) el aire se cortaba con el cuchillo.

Estos hombres piden documentación, facturas y demás. Con algo parecido a una tablet les pide el DNI a las "únicas" dos personas que trabajan en el turno de la mañana para corroborar lo que decían.

Mientras sucede todo esto entra el corredor de una editorial. Viendo que mi compañera y yo estábamos desocupadas nos deja unas facturas y nos explica de qué son, qué tenemos que hacer con ellas y cuál es la última fecha para poder responder a eso.

Se miraron entendiendo que nuestros compañeros no nos habían nombrado cuidando sus puestos de trabajo.
De acuerdo a lo que les mostraron todo estaba en regla. Se fueron.

Tanto mi compañera como yo (ambas en regla) estábamos enojadas por tener que cubrirle las espaldas a ua empresa que se caga en nosotras, con sueldos de mierda, condiciones poco cómodas y muchas mas cosas.

Al rato la llaman a la tarada (lease jefa) para avisarle lo que había pasado. Su respuesta fue:
-Si vuelven que Samantha y NN digan que son muy amigas mías y que me estaban esperando.


Mi enojo iba en aumento.

La tarada viene a la tarde, con actitud de pollo mojado, hablando por teléfono como siempre.
Nadie le habló más que lo necesario. Yo no la saludé.
En ningún momento preguntó qué había pasado, qué dijeron, cómo fue la situación.

Y así seguimos sumando...

sábado, 11 de febrero de 2012

Cuestión de fechas

Hace 1 año y unos días apareció en mi vida.
Nos vimos por 1º vez para el 16 de febrero para empezar lo que jamás empezó.
Y quizá nos veamos el 16 de febrero para terminar lo que jamás empezó.

jueves, 9 de febrero de 2012

Asco

Sr. Oriental:
De mi consideración sepa que es asqueroso cortarse las uñas de los pies cuando me está cobrando los productos alimenticios que compré en su supermercado.
Aunque estos se encuentren sellados y usted no los manipule, es desagradable ver sus pies sucios y transpirados en un día de 40º de sensación térmica.

Saludos no cordiales
Samantha.

martes, 7 de febrero de 2012

Analizame lo que quieras, que hay temas de sobra...

Oh! Sí... Mañana a las 8.30 primera sesión con el psicológo.

Está bueno que sea un miércoles y no lunes o viernes.
El lunes te caga la semana, porque ya empezás removiendo mierda. El viernes te arruina las salidas del sábado.
Un miercoles zafa. Si viene mal la semana podés repuntarla. 
Encima es 8.30. Yo entro a laburar a las 10. Si salgo hecha mierda, tengo tiempo de tomarme un café y entrar a la librería con cara "Aquí no ha pasado nada"

Me da un poco de miedito... dicen que todo cambio es bueno.

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...