domingo, 15 de junio de 2008

Finales

Como dice la canción de Moris: Todo concluye al fin.
Y bueno... así fue. Mientras duró fue maravilloso, con altibajos claro. Hoy después de unos malosentendidos textuales se perdió la magia.
Si me preguntan si valió la pena, mi respuesta inmediata es: Sin dudas. Y si me preguntan ¿te hubiese gustado que siguiera?, también respondo "sin dudas".
Tiene su magia que termine así: un malentendido. Nadie sale mal, quizá enojado. Pero el enojo pasa rápido y con un poco de tiempo las cosas se pueden recomponer pero desde otra óptica (que también tiene su encanto)
Ahora, quizá liberada de la tensión de jugar, esperar, pueda ver mas de lo que estaba viendo.
Quizá te vea mas seguido a la mañana, quizá te hable más a la mañana, quizá los sábados pase más seguido por la esquina. O quizá no me muestre como una mujer desesperada. es mas inteligente ¿no?

Estoy realmente paranoica, mientras escribo no tengo interlocutor, y pienso en un ser invisible, como una especie de "otro yo", que me dice:
- Estúpida ¿en qué estás pensando? ¿nunca te diste cuenta de cómo eran las cosas? Mas convivo con vos y más tonta te veo.
A lo que yo respondo:
- Pienso en lo que quiero, en lo que siento. Sí, me di cuenta de cómo son las cosas, pero ¿no puedo pensarlas de otra forma? ¿no puedo actuar como mas me plazca, aun sabiendo que puede salir mal?
Es verdad, soy una paranoica... pero... es lo que me toca, o lo que quiero, o lo que acepto. ¡Qué importa! ¿Para qué pensar en lo que podría ser? Cambiar la realidad puede ser dificil, pero no del todo.
Además, de todo se aprende. Y cuanto mas duele, mas se aprende. Soportar los dolores puede no ser fácil. Ser mas fuerte tiene sus debilidades. Quisiera ser mas fuerte, pero tampoco quiero ser una roca.

Una poesía, no me acuerdo de quién, dice que el observador, por su simple posición de observador cambia la realidad. No necesito de alguien que me observe, no quiero mas censura. ¿La autocensura no es peor?

Será mis estados de ánimo fluctuarán durante dos semanas aproximadamente y todo me parece raro y cambio de opinión cada segundo. Mas allá de eso, sé que necesito un cambio de aire, una persona que me muestre otra forma de ver el mundo: mas despreocupada, divertida, ilógica, audaz.

Bueno, después de escribir sin sentido claro, sin seguridad, y tratando de ser poco clara (tampoco voy a ventilar mi intimidad gratiutamemente) me despido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1 morsa dice:

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...