martes, 16 de junio de 2009

Recuerdos de infancia

Hoy estuve mirando fotos viejas, algunas las subí al facebook y otras aún no las escaneé.
Es inevitable ver esas fotos, llorar un poco, reír otro poco mas y recordar algunos momentos. La exactitud no es la mejor, pero hay hechos que parecen anacrónicos.
Miraba fotos con mis amiguitos de la cuadra: Débora, Samanta, Yanina, Pilú, Esteban, mi hermana y yo, y algunos más.
Lo cierto es que me acordé de algo muy particular que hacíamos mi hermana, Débora y yo... ¿qué hacíamos? Velábamos cucarachas y cualquier tipo de insecto que encontrásemos muerto.
Claramente nada estaba librado al azar: con maderitas hacíamos las cruces, piedras y florcitas para decorar la tumba y empezaba el ritual.
En la puerta de la casa de Dorita había un pozo: ese era el cementerio.
Nos arrodillábamos las tres en el pozo, cavábamos un poco la tierra, enterrábamos al muerto, decorábamos la tumba. Todas en completo silencio y con cara de estar constipadas. Después de terminar de decorar la tumba uníamos las manos en posición de rezo, poníamos cara de tránsito muy lento y entonábamos esta canción...

Pobre infeliz
se olvidó de respirar
mientras la madre
toca el piano
sin cesar

Disculpen, pero me agarró un ataque de risa

Saludos

3 comentarios:

  1. que alguien me diga porqué no tengo fotos de eso!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. A mí me pasó el otro día viendo fotos de mí hermanito y de mí perro de cuando eran chiquitos. Está bueno ver fotos, no lo tenía tan en cuenta. la pasé bien.


    Peeeero una vez por años, no más.

    ResponderEliminar
  3. jimena, todo bien con vos, es que me sorprendio tu comentario y me parecio ilustrativo, por eso lo use
    un saludo

    ResponderEliminar

1 morsa dice:

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...