jueves, 17 de enero de 2013

Ejercicio vivencial

Estoy molesta, cansada, enojada, triste, sola, aburrida, indignada, alegre. Una mierda. Podría estar en un solo estado y sería más fácil de definir, tantas cosas al mismo tiempo me complican un momento que es mas complicado.
Ayer escuché a un flaco que hizo un curso vivencial. Uno de los ejercicios es preguntarte como una máquina durante más de 15 minutos ¿Qué querés? Contó que al principio las respuestas son las que quedan bien: casa, auto, plata, salir con amigos y esas cosas. Hasta que después preguntartelo por centésima vez tus respuestas se disparan para lo emocional y llegás a tu ser profundo y a tu necesidad más básica.
Lo hice. Creo que llegué a hacerme la pregunta unas 15 veces y no lo resistí más.

Supongo que sé lo que quiero y cada vez que hurgo más y más, peor la paso.

Maldito ejercicio vivencial!!!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1 morsa dice:

Los mismos de siempre

Los que sabemos esperar, los que siempre estamos, los que ponemos nuestro tiempo a disposición de los demás, los que seguimos esperando porq...