viernes, 22 de febrero de 2013

Cuestión de hábitos

Recuerdo la frase que escuché ayer en un programa de tv sobre filosofía:

El perdón solo perdona lo imperdonable. Si fuera perdonable no requeriría de perdón.

Cruzo la calle, una mujer que nunca vi está casi pisándome y soy yo la que le pide perdón...
Es difícil modificar algunos hábitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1 morsa dice:

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...