viernes, 15 de febrero de 2013

Calor, pocos enamorados y música

Mientras espero amigos pienso en todo lo que tengo alrededor: al lado un grupo de 5 extranjeras que no paran de hablar; muchas mesas mas allá un grupo de amigos, cerca de 10 personas; atrás de una columna 2 amigos tomando mucho alcohol, debe haber más gente pero no la veo.
Yo, hasta ahora, sola con una pinta, un paquete de caramelos, mi libro y revisando el celular por si me mandan algún mensaje.

Miro al balcón, donde fumé unos cigarrillos, parece lleno, pero hace mucho calor.
Salgo al balcón a fumar, es raro ver el Centro tan vacío, pocos colectivos, algunas luces, mucha humedad y muy pocos enamorados.
El calor adentro del bar es insoportable.

Una noche de San Valentín podría mirar una película de amor hollywoodense y llorar por ese amor que solo es posible en películas, estar en un bar escribiendo y esperando amigos o durmiendo temprano.

En algún momento esos chicos van a empezar a cantar, mis amigos llegarán y todo va a tener más vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

1 morsa dice:

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...