lunes, 14 de noviembre de 2011

Pensando en volar

Nuevamente con ganas de volar. Nunca se me fueron esas ganas, solo que estaba pensando a dónde.
Unos amigos por trabajo se fueron a vivir a Colombia. Me dijeron muchas veces que vaya, me quedaría en la casa de ellos. Sólo es el costo del pasaje y dólares para estar ahí una semana.
Sacando cuentas llegaba bien con la plata. El pasaje lo sacaría en cuotas para ir pagando en cuanto vuelva a Buenos Aires.

Ayer a la noche le pregunto a mi mamá:
-¿La tía viene en 2012 a Buenos Aires?
Mamá:- No, no creo que venga porque tiene otros gastos y se le hace mucha plata. Además al cambio no le conviene venir.

Me fuí a dormir con esa idea. Me dolía no poder ver a mi tía el año que viene, pero también entiendo su situación.

Hoy a la mañana mientras viajaba en el subte pensé que podía cancelar mi viaje a Colombia en marzo, seguir juntando plata y viajar en 2013 a Europa. Para esa fecha tengo 2 semanas de vacaciones en el trabajo.
Haría una semana en Praga y otra en Barcelona con mi tía, pero sin vivir en la casa de ella. Estando más libre para hacer otras cosas.

Pensandolo bien.... sigo juntando y me voy a Europa.

3 comentarios:

  1. Colombia este verano, sin duda.

    Ahorrás después! quien sabe el 2013.

    ResponderEliminar
  2. concuerdo con Conla, Colombia lo tenés a tus pies en un toque, no sabés lo que va a pasar de acá al 2013 y si planeas a largo plazo después pasan cosas en el medio que te cambian los planes. Lo se muy bien yo, es la razón por la que nunca me fui a México.
    Andá a Colombia, sacá el pasaje YA antes de que te salga más caro, y de paso ya vas pagando cuotas, más temprano empezás más temprano terminas, y quién te dice como se venga el 2013.

    ResponderEliminar
  3. Bueno... me voy a Colombia.
    Tengo que juntar plata para estar allá, asi que por el momento saco el pasaje mas adelante.
    Ahora pienso en la estadía y cuando vuelvo iré pagando el pasaje.

    ResponderEliminar

1 morsa dice:

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...