sábado, 19 de noviembre de 2011

Ciudad-farmacia

Siempre me molestaron los locales en cadena, fuere lo que fuere que vendan.
Hasta que entré a famacity... y me dí cuenta que es muy útil tener esta clase de locales cerca:
-Te venden a tu vieja por $5
-Tenés que hacer un regalo rápido
-Te olvidaste de comprar toallitas
-Te quedaste sin analgésicos
y...
-Se te descosieron dos botones de la camisa.

Ayer fui al correo a llevar unos paquetes, me enganché la camisa con la punta de uno de los mostradores y se salieron los botones. Caminé por Callao 2 cuadras hasta que encontré un farmacity.
Pregunté si tenían agujas e hilo:

¡¡¡Venden un kit con 10 agujas enhebradas de 10 colores distintos!!!!!!

4 comentarios:

  1. Lomás grosos de farmacity son los peluches! se largo la lluvia jime, que bajón!!!!

    Y vos estás en zona inundableo zafás? por suerte hoy no laburo sino estaría con las zapatillas mojadas y sin poder irme.

    ResponderEliminar
  2. Vivo en zona inundable. Puntualmente mi calle se inunda siempre que caen más de dos gotas.

    Igual en un rato salgo a Caballito a la fiesta del antifaz y como no compré ni tengo antifaz voy a llevar dos sombreros:
    -Una galera de lentejuelas
    -Un gorro de pirata que encontré en Ayacucho y Santa Fé un domingo a las 6 am

    Peor es nada ¿no?

    ResponderEliminar
  3. Ya llego tarde pero, de camino a la fiesta podrías haber parado en un farmacity y ver si no tenían antifaces no? :P A ver, es como dijimos el viernes cuando estabamos en la fiesta en Parque Chaz hablando de tu proyecto empresarial: si tienen agujas enhebradas y definitivamente podrían vender tu producto, porqué no van a tener antifaces o algo que te sirva como tal? capaz que te encontrabas con unas medias de naylon copadas que podías agujerear... :P

    ResponderEliminar
  4. No te imaginás como pegó mi galera pachanezca de lentejuelas!!!!!!!!!

    Imagino que se convertirá en un invitado más de todas nuestras fiestas jajaj

    ResponderEliminar

1 morsa dice:

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...