domingo, 31 de julio de 2011

Ya no entiendo nada...

Tampoco sé si quiero entender...
Si el tiempo ayuda a calmar las cosas, que el tiempo se vaya bien a la mierda. ¿Cuánto tengo que esperar?
En fin... parece que al Sr. Tiempo le chupa todo un huevo, entonces esperás como una pelotuda a que suceda esa cosa maravillosa. Y no es que no intentes mil veces para lograrlo, sino que el Sr. Contexto se mete en el medio para paralizar todo.

Unos días atrás, por facebook, me llega un mensaje del innombrable que solo dice "hola". Nada más que eso. Le respondo tranquila, sin entender mucho. Días antes a su mensaje de fb yo le mandé sms y me respondió muy cordialmente, como se responden cartas comerciales. Ahora me escribe solamente "hola".
Siguieron las respuestas, con demoras que me parecían eternas. En ese tiempo eterno pensé un montón de cosas: ¿Y si solo me escribe porque tuvo una recaída con la novia? ¿Me escribió para decirme lo que quiero que me diga? ¿Me escribió porque estaba aburrido?
En todos esos mensajes le digo que, si quiere, me agregue al msn para que fuera más dinámico. Esa espera también fue eterna. Me respondió y chateamos un rato. Intentamos usar la webcam, cosa que fue imposible y en el medio de esos intentos decidí que no tenía sentido hacerlo. ¿Qué cambiaba si me veía? ¿Acaso nos iba a hacer bien?
Todo sigue exactamente igual... y no hay forma de que eso cambie. ¿Sigo intentando? Ni de casualidad. Es perder tiempo en una persona que quiere seguir con su proyecto de vida, pero estar presente en mi vida por si alguna vez podemos estar juntos.
¿Para qué me quiere en su vida? Aunque dice que le importo, la realidad me demuestra que, como siempre, se va en palabras. No me quiere ni le importo. No vive su vida ni me deja vivir la mía.

Todo esto me hace mierda, porque lo quiero. Y aunque intento ser realista y objetiva, espero el momento en el que quizá podamos estar juntos.

2 comentarios:

  1. No es que el pensamiento se detuvo hoy, se detiene siempre, no hay una situación particular, hay miles dando vueltas.

    ResponderEliminar
  2. y pensar que hace semanas te escribí un súper comentario que no me dejó colgar el blogger y no lo había copiado, así que me calenté y lo dejé para otro día... y ese día nunca llegó.
    Básicamente? yo soy de la opinión de que cuando es taaaan complicado para arrancar siquiera, no vale la pena. Si se complica sobre la marcha bueno, dale un changûí, en todas las parejas hay que remarla un poco. Pero, en un caso como este? Seguir queriendolo a él implica no quererte más vos.
    Bajá el pié, clavá los frenos, decí un BASTA gigante como el de Mafalda, pegá un bolantazo y arrancá para otro lado, en otra ruta. No hay mejor solución que esa.

    besote!

    ResponderEliminar

1 morsa dice:

Los mismos de siempre

Los que sabemos esperar, los que siempre estamos, los que ponemos nuestro tiempo a disposición de los demás, los que seguimos esperando porq...