lunes, 23 de enero de 2012

Admitida

Empecé el lunes con una entrevista de admisión en el psicólogo.

Llego al centro psicológico con un poco de miedo ¿Qué se hace en una entrevista de admisión? ¿Tengo que hablar o quedarme callada? ¿Qué tengo que decir? ¿Llenar una planilla? ¿Escribir? ¿Dibujar? Llegué 10 minutos antes, me anuncié y esperé a que me llamaran pensando en todas esas preguntas, muy ansiosa y con un poco de miedo, dudas, y bastaaaaante perseguida. 
Creo que todos tendemos a pensar que estar frente a un psicólogo es algo peligroso, como si nos analizara toooodo el tiempo todo lo que hacemos. 

Viene Nestor con unas planillas en la mano y llama:
-Samantha Power.

Me levanto, nos saludamos y vamos camino a un consultorio chiquito, sin ventanas, con una lámpara, un escritorio y dos sillas. Nos sentamos me pregunta datos personales, con quién vivo y por qué creo que tengo que ir a terapia ¡TERROR! ¿Qué le digo y qué no? Intenté liberarme y hablar de acuerdo a como me saliera, con la mayor naturalidad posible y sin reprimir nada. (Supongo que se notaban los nervios)

Cuando consideró que había dicho suficiente me dice:
-Mirá se nota que sos una persona ansiosa y necesitás acomodarte un poco. Estás admitida. En 15 días te van a llamar para concertar una entrevista con el terapeuta que seguirá tu tratamiento.

Ahora me siento relajada.

2 comentarios:

  1. No estés nerviosa Sam, es díficil hablar sobre uno mismo con un extraño, pero vos hacé de cuenta que no es una persona, pensá que es una maquina que te provee un servicio jajaja. O mejor pensalo como un doctor, alguien que está ahí para ayudarte a estar mejor, no porque te quiera no porque seas familia o amiga, sino porque es su trabajo. Los psicólogos no juzgan, al menos no los buenos, y si lo hacen JAMÁS te lo harían notar, ellos aprendieron el arte de la cara de poquer y de las respuestas desprovistas de opinión pero con muuuucho "insight" para que vos seas capaz de encontrar tus propias respuestas. Lo que los psicólogos hacen es sonsacarte lo que tenes reprimido para poder aprender a resolverlo, y en el proceso terminás aprendiendo muchísimo de vos misma y crecés... decime si esa no es una buena prestación de servicios?? jajaja

    Espero que te sientas cómoda con tu terapeuta y que te sea muy fructífero. Y acordate de darle tiempo a la terapia, no esperes resultados increíbles en un par de meses, esto es un trabajo de hormiga, pero te aseguro que el proceso entero -y no solo los resultados- es lo que vale la pena.

    ResponderEliminar
  2. A ver... solo fui admitida. Cuando me llamen va a ser para concertar la fecha de la sesión.
    Un travesti pobre de Lafe tiene varios mambos sin resolver jajaja

    ResponderEliminar

1 morsa dice:

Los mismos de siempre

Los que sabemos esperar, los que siempre estamos, los que ponemos nuestro tiempo a disposición de los demás, los que seguimos esperando porq...