viernes, 5 de marzo de 2010

Abre

Abre el mundo ante tus pies. Abre todo sin querer. Abren sexos en tu piel. Abre amar. Abre dejarse llevar.

Explorando como una niña y como una mujer. Quizá sea la exploración de dos mujeres.
Esa niña con poca experiencia, pero ávida por sentir ese mundo que se presenta ante sus ojos. Esa mujer con mas experiencia, con golpes en el alma, algunas batallas ganadas y muchas guerras perdidas.
Noche, cena, vino, velas, masajes y besos. La respiración agitda, la mirada nublada. Se cae la copa de vino... sonrisas.

Dudas... ¿Qué te pasa? ¿Te gusta? ¿Cómo te sentís? No lo sé, tengo las emociones revueltas, el miedo se escapa en mi mirada.
La niña y la mujer aparecen y desaparecen.

Algo quedó pendiente aquella vez, algo que no se explica con palabras...

1 comentario:

  1. Hermosa mezcla de emociones, un cóctel perfecto para una noche de lluvia.
    Creo que Galeano diría: "Yo me duermo a la orilla de una mujer, yo em duermo a la orilla de un abismo" ó "Arránqueme señora las ropas y las dudas, desnúdeme, desnúdeme". (del Libro de los Abrazos)

    ResponderEliminar

1 morsa dice:

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...