martes, 11 de marzo de 2008

El reino de las morsas

La musa enferma
Pobre musa, ¿Por qué te levantas así?
En tus ojos hundidos hay nocturnas visiones,
y descubro en tu cara, taciturnas y frías,
tantas huellas de horror, cuando no de locura.
¿Es que un súcubo verde o algún duende rosado
te infundieron el miedo o el amor a sus urnas?
¿O es que acaso un mal sueño, con su mano despótica,
te ha negado en el fondo de un extraño Minotauro?
Te quisiera exhalando un olor de salud,
siempre con pensamientos que te den reciedumbre,
y que sientas el ritmo de tu sangre cristiana
al igual que la música de los versos antiguos
donde alternan su reino Febo, el padre del canto,
y el gran Pan, que es el señor de las mieses doradas.
Charles Baudelaire de Las flores del mal


Tu destino había determinado que el 2/11/1999 vendrías al mundo, el 18/12/1999 a casa y el 31/1/2008 irías a vivir al reino de las morsas y que serías Rey allí.
No sé cómo es tu reino ahora, tampoco puedo imaginarlo: supongo que quisieras tenerlo rodeado de cosas para morder, con muchos escondites donde nadie pudiera agarrarte y donde nadie te obligara a comer (aunque la comida te gustara)
Tu reino sigue igual que antes, con el rumbo un poco perdido pero recuperándolo de a poco.
¿Será que el reino de las morsas es mas placentero y por eso fuiste para allá?
MORSA TE AMO

1 comentario:

1 morsa dice:

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...