martes, 17 de febrero de 2015

Un puente en silencio

Palabras atragantadas que callan.
Duele, molesta, enferma. ¿Por qué no pueden ser libres? ¿Por qué no pueden expresar el dolor, la molestia? ¿Será para evitar un problema mayor? ¿Será porque es una situación mal interpretada? 

Son palabras que atragantan, ahí están. Están a un segundo de ser dichas, pero se controlan, se miden. 

-¿Estás bien?
- Sí, estoy bien. 

El discurso está completamente organizado, pensado. El mismo discurso que se practica mientras te bañás, estás caminando, mirando una película. El mismo discurso que solo se escucha en tu cabeza. El mismo disurso que escribiste, que lees y estás dispuesta a dar en mano, porque no podes decirlo. 

Le contás a tu mate esas palabras, te escucha. Prepara la mejor espuma para mostrarte que puede contener tus lágrimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

1 morsa dice:

Los mismos de siempre

Los que sabemos esperar, los que siempre estamos, los que ponemos nuestro tiempo a disposición de los demás, los que seguimos esperando porq...