martes, 14 de diciembre de 2010

¿Y si una sale bien?

Hoy el día me demostró que todo es susceptible de empeorar.Con el calor que hizo salí con todas las buenas intenciones de ir a cobrar mi trabajo como censista. La dirección era en Av San Juan 1340, a pasitos de Constitución. Me pregunté ¿Cómo es que viviendo en San Martín y censar en Palermo cobro en Constitución? (Más lejos no podía ser)
Con la mejor buena predisposición y energía me traslado a la parada del 168, viajo 1:40 minutos, camino unas 10 cuadras y llego al lugar en cuestión. Entro al correo con el DNI en mano, el cajero me busca y con total naturalidad me dice:
-No estás en el sistema, no te puedo pagar.
Mi cara intentó no demostrar el descontento y le pedí que me buscara nuevamente. Como era lógico no estaba en el sistema. Entonces me dice:
- Tenés que llamar a esos números que están ahí para solucionar el problema.
Tenía todas las ganas de putearlo, pero ¿qué culpa tiene un pobre cajero del Correo Argentino? Me fui del correo, busqué un locutorio con Internet y entré nuevamente a mirar la dirección en donde cobraba: El cajero tenía razón, no estaba en el sistema.
Salí del ciber, me fumé un cigarrillo y caminé hasta el ministerio de la concha de su madre a que solucionen mi problema.
Con toda amabilidad y total ineficiencia me atiende una mujer que lejos de solucionarme el problema corroboró lo que el cajero y yo habíamos corroborado.
Así funcionan los ministerios en este país, lejos de solucionarte un problema te generan dos.

Mi celular había muerto al mediodía, no tenía forma de comunicarme con nadie, no tenía hora y quería matar a todo ser con vida que se pasara delante de mi cuerpo.
En medio de un ataque ovárico tomo el subte. Eran las 17:25 ¡HORA PICO! Tenía que hacer combinación E-D-B para llegar a Lacroze y después tomar un colectivo que me dejara en la esquina de mi casa. De San José a Bolivar, combinación con Catedral hasta 9 de Julio, combinación Carlos Pellegrini hasta Lacroze.

¿Desde cuándo el calor, el hedor que produce el cuerpo a lo largo de todo el día y viajar como una sardina pone de buen humor a la gente?

Mientras esperaba en Catedral a que llegara el subte todos estaban contentos ¿Qué los alegra? Pedazo de hipócritas.
Ya en Carlos Pellegrini, con mayor mal humor volví a mirarle las caras a mis compañeros de viaje: eran mas normales. Todos tenían cara quédiademierda o en su defecto todomechupaunhuevonomehables. Me sentí mas contenida.

En alguna estación se sienta a mi lado un chico en actitud de guachín, se mira en el reflejo de sus lentes de sol (¡Sos un cuco! ¿Qué querés ver?), arregla su gorrita -que parecía no estar en actitud guachín-, se pone los lentes y los auriculares. Yo también escuchaba su música.
Al parecer a ese chico lo había abandonado el desodorante y no acostumbraba a usar jabón, situación por demás incómoda siendo que se había sentado a mi lado. Mi cabeza pensaba:-Andá a bañarte antes de hacerte el cool escuchando a David Guetta (o como se escriba) ¡Hijo de Puta!

Finalmente llego a Lacroze, con mas calor y peor humor que el que ya tenía. Me dirijo a la parada del colectivo que me traería a mi casa: media hora esperando el colectivo.

¿Es que el mundo se puso en mi contra hoy?

4 comentarios:

  1. jaja! Igual los cajeros de correo argentino son medios turros.
    Espero no tomarme 3 subtes seguidos nunca :P y menos con 30º arriba.

    Así que sos de san martin, mirá vos a la chica del noroeste, nunca sabés dónde buscarlo, si en oeste o en norte. Están agrandados porque tiene peatonal nueva :P


    Que tengas un día de menos de 2 trasnportes mañana!

    ResponderEliminar
  2. y yo me pregunto.... en qué quedó tu cobro?? te van a pagar o salimos todos a la plaza a reclamarle a Cristina?? mirá que yo estoy a un paso del congreso y a poquitas cuadras de la rosada... te hago tooodo el aguante! lo juro!! jajaja

    ya me veo que después de esta última demostración de amor que nuestro estado te demuestra, de Barcelona no volves ni en pedo, jajajaja
    beso

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Sabés mi nombre y mi domicilio¿?

    Ojo vos eh! :P

    ResponderEliminar

1 morsa dice:

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...