lunes, 11 de octubre de 2010

Vinculos quebrados

Después de casi un año de idas y vueltas, coqueteos, encuentros frustrados, miedos ibamos a llegar a lo que nos habíamos propuesto: nos íbamos a encontrar. Quedaba acordar hora, dia y lugar.
Todo se dilataba, no había respuestas. Me desesperé y mandé un mensaje un poco agresivo esperando respuesta. Después de unos días me respondió de la manera que no quería que me responda, pero... tenía razón, me merecía una sanción.
Largo intercambio de respuestas que pasaron del enojo al sarcasmo, la ironía y cierto tinte violento que, partuclarmente, no me gustaba.
Reflexión y llanto me hicieron dar cuenta que alguno de los dos tenía que ceder un poco y fui yo. No esperaba respuesta, fui sincera y breve, le dije que este nivel de ironía rozaba con la agresión y no me interesaba seguir en comunicación si nos estabamos faltando el respeto.
El mar está tranquilo o aparentemente tranquilo. Lo cierto es que no es lo mismo que antes y me resulta extraño.

¿Todo se termina o se puede volver a regenerar? Yo estoy dispuesta a volver a empezar, pero me desconcierta no saber que piensa él.

2 comentarios:

  1. A veces, cuando del otro lado no están dispuestos a ir a más, dan vueltas y se ofenden ante la primera vez que les pedís que se definan.
    Mi ex me lo enseñó y una experiencia así fue suficiente para mi. A dar vueltas andate a la calesita, conmigo no va.
    Me parece que, si entendí bien, este te dio más vueltas que la luna a la tierra negri... querés estar con un tipo que no se decide? te interesa arreglar algo que se generó porqué querés lo que él no te da? y, según mi opinión, esas personas no te dan nunca lo que necesitas.

    besote

    ResponderEliminar
  2. Por cierto! me olvidé de decirte que me gusta mucho el nuevo look del blog. Mucho más colorido!! aprobado :P

    ResponderEliminar

1 morsa dice:

Los mismos de siempre

Los que sabemos esperar, los que siempre estamos, los que ponemos nuestro tiempo a disposición de los demás, los que seguimos esperando porq...