sábado, 30 de octubre de 2010

Trabajadoras sociales

Viernes a la noche unos amigos inauguran la casa, como en cualquier reunión de amigos: comida, gaseosa, cerveza y risas.
A eso de las 3.30 nos empezamos a ir todos. De vuelta a casa mientras viajaba en el colectivo miraba a los adolescentes que recién entraban a los boliches.
Una cosa me llamó la atención: una mujer que ofrecía sus servicios sexuales. Como viaje era largo me puse a pensar en muchas cosas.
Estaba (des)vestida: top (con tetas operadas), pollerita tamano cinturón, maquillada por alba latex y unas botas. ¡Hacía mucho frío! Y esa mina en bolas. Entonces pensé ¡Hay que ser puta! Te tenés que aguantar el frio, el calor, los mosquitos, las peluzas que largan los árboles, los tacos TODA la noche y muchos etc, por un lado; por el otro tenés que tener unas rodillas de amianto, boca profunda y tragar cosas que pueden ser muy desagradables, estar siempre feliz y con una sonrisa, tener que pasar 2 horas con viejos decrépitos y morbosos de la peor calaña, sucios, sin dientes, ordinarios, aguantar los posibles malos tratos de estas personas por tan solo $50 (quizá mas)

UN APLAUSO CERRADO A LAS PUTAS!!!!!!!!
Y de pie

2 comentarios:

  1. Una vez fui a una fiesta que arrancaba a las 6 de la mañana para gente que laburaba de noche, la mayoría era gente que dormía de día y poco, eso me parece que debe ser lo peor.

    ResponderEliminar
  2. No Conla, yo trabajé de noche y si, era jodido... pero la re banco a Jime en esta y le doy un gran aplauso a las SEÑORAS PUTAS, laburantes de la calle que se bancan tantas cosas! Creo que ya existe el día de la puta (aunque con un nombre algo más suave), que sino proponía que inventaran uno!! jajaja
    Quizás sea una especie de hermandad femenina, no? digo, porque todo lo que se bancan son cosas que un hombre (hetero, no laburante de tipo trava) no podría entender jamás.

    ResponderEliminar

1 morsa dice:

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...