sábado, 8 de diciembre de 2012

Remando en dulce de leche

No importa el final, 
el sol es siempre igual,
no importa si es recuerdo 
o es algo que vendrá.
No importa cuánto hay
en tus bolsillos hoy.
Sin nada hemos venido
y nos iremos igual.

Hermosa canción y hoy parece tan imposible lograr eso.
Todos y cada uno con distintos mambos, negativos, enojados y en silencio.

¿Cuando te une una causa común son todos amigos? Claramente no. Algunos somos amigos, otros simplemente compañeros y otros buenos conocidos. Este último año fue devastador para todos: separaciones, pérdida de trabajo, padres con cánceres, mudanzas, nuevas parejas que no llegan a nada y peleas internas sin ningún sentido.

Pasaron cerca de 3 meses en los que no nos vimos. Sí nos comunicamos por chat, teléfono y mensajes de texto a veces. No alcanza eso para algunos.
Tanto yo como otros sabemos que podemos pasar meses sin hablarnos o comunicarnos por ningún medio y podemos diferenciar los temas personales de lo que tenemos que hacer. Y algunos pocos no saben entender eso y todo lo llevan a hipótesis de conspiración contra ellos que no tienen sentido.
Las dudas, los miedos y la desconfianza son caminos de ida. (Todo eso mas una cuota de pelotudismo agudo)

Tengo ganas de recuperar de mínima la calma. Los vínculos están quebrados, no rotos.
Es posible intentarlo.



2 comentarios:

  1. Hay que hablar mas cara a cara que mandarse mensajes en el face, por más cómodo que sea no reemplaza el verle la cara al otro.
    Besos!

    PD: Tenemos que vernos más!

    ResponderEliminar
  2. Puede suceder que algunos necesiten más presencia, lo se xq me ha pasado, yo también sentí que me abandonaban todos... hasta que dejé de hacerme la cabeza al pedo y entendí que todos tienen vidas y no pueden estar siempre pendientes de mi. Si como mínimo te comunicás, no hay razón para entrar en teorías conspirativas al pedo. Tengo una amiga a la que adoro con el alma, llevamos 10 años de conocernos y hubo épocas en que solo nos vimos 2 veces por año... NUNCA afectó nuestra amistad. Hay que saber entender más los horarios del otro y poder vivir con uno mismo sin depender tanto de salidas y visitas... ya no somos niños con toda la tarde al pedo ;)

    ResponderEliminar

1 morsa dice:

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...