sábado, 14 de mayo de 2011

Libre

¡Terminó la maldita feria del libro! Trabajarla es realmente un parto y deja de tener atractivo.
Gente por todos lados, preguntontas a montones. Cambios de clima constantes: La gente no los siente, pero el aire está a -400º y todos terminamos (de mínima) con un leve resfrío.
Adentro (sin ver el sol, literalmente) con frío y afuera un día divino, cálido. Salís a fumar y te querés matar. Entonces te preguntás: ¿Estas personas no tienen nada que hacer? ¿El domingo al mediodía no se comen un asado? Claramente no, van a la feria del libro. No pueden caminar, van y vienen. No miran por donde van. Tampoco saben leer un mapa, se pierden. Se quejan de todo: Que hace calor, que no tenés el libro que buscan, no saben qué libro buscan y te vienen con referencias del tipo:
-Busco un libro que no sé cómo se llama, ni quién es el autor, pero trata sobre la reproducción del hipopótamo en el norte de África. Creo que en la tapa tiene una foto de un hipopótamo rascándose la panza.
Vos lo mirás con cara de "dame algún dato preciso y te voy a poder ayudar". Pero no, se van antes de que le respondas.
En fin... de un tiempo a esta parte la feria dejó de ser lo que era. Mucha gente que no tiene idea de nada y cree que es culturosa por caminar por esos pasillos. Se sacan muchas fotos, buscan famosos y vuelven a sus casas.

Mis viejos se fueron unos días a Mendoza ¡Tengo la casa para mí! Soy muy feliz por eso. Me encanta la soledad, la tranquilidad, el espacio, los momentos de silencio. Son grandes momentos en mi vida.

Por otro lado... en los 19 días de feria no miré un puto mail. Ahora me encuentro con unos 20 mails importantes (o parecido a eso) que no leí y me da toda la fiaca leer.

1 comentario:

  1. Te llega un mail importante por día! que feeo, por suerte a mi no, los mios son todas pelotudeces y me encanta que así sea.

    ResponderEliminar

1 morsa dice:

Un maniquí víctima de abuso sexual

En la escena había un maniquí víctima de abuso sexual con heridas de bala en el torso. Todo era complemente bizarro. El abusador, si así ...